EL SISTEMA CODEPENDIENTE

COMPRENDIENDO EL SISTEMA CODEPENDIENTE

Es vital que llegues a comprender la Codependencia como una enfermedad sistémica. Si observas con atención, “Co” significa dos. En este caso, dos individuos que dependen uno del otro negativamente (hay dependencias positivas). El enfoque sistémico pues, estudia a las dos partes en conflicto: sus intercambios disfuncionales; la forma en la que se enganchan emocionalmente y las contribuciones inconscientes que ambos hacen para colaborar a la inestabilidad y el caos.

cod

Recuerdo a mi maestro Juan María Alponte quien me enseñó: “La solución de un problema depende de su adecuado planteamiento”

Yo creo que el problema  no se plantea adecuadamente,  porque pocas veces el codependiente  es orientado para estudiar su enfermedad como un sistema de reglas opresivas que desalientan el desarrollo de todos sus integrantes. Más bien el codependiente cae en la trampa de quejarse del otro en cuestión y así, victimizándose, pierde años valiosos de recuperación.

Este artículo tiene el propósito de enseñarte a observar sistémicamente. Espero en verdad, te sea de utilidad en tu emocionante recuperación.

LOS BÁSICOS DE LOS SISTEMAS

Todo sistema es un conjunto de cosas o personas que están gobernadas por ciertas reglas, que van a definir los tipos de intercambios entre los integrantes del mismo.Ahora bien, los sistemas se pueden estudiar (sus reglas)y ésta es la mejor de las noticias. Por lo tanto, si llego a detectar una regla o práctica que causa dolor, seré capaz de volverla consciente e intentar cambiarla.

sis

Los sistemas humanos se clasifican así, en funcionales o disfuncionales. Los sistemas codependientes son disfuncionales porque sus integrantes practican reglas que los llevan al sufrimiento y a la inestabilidad constante. Además son sistemas cerrados, porque no aceptan crítica del exterior (como lo hacen los sistemas abiertos) y son disfuncionales porque el propósito inconsciente del sistema radica en impedir el crecimiento de sus miembros

Por otro lado, aunque a veces nos duela a los codependientes, existen sistemas abiertos, cuyas prácticas fomentan el crecimiento de sus miembros y las reglas que los gobiernan están basadas en el respeto, el amor y la compasión.

Pero no te desanimes por favor: A pesar de que pareciera que nos gusta el caos y el sufrimiento, más bien era una cuestión de ignorancia natural por generaciones y generaciones. En este sentido,  la ciencia moderna. nos ha ayudado a detectar los patrones repetitivos cuando los codependientes nos relacionamos.

Relational Patterns

Gracias a dicha detección de patrones (un patrón son tipos de intercambios que se repiten una y otra vez) inconscientes, yo pude recuperarme de esta enfermedad sistémica, al adquirIr conciencia acerca de aquellas conductas que contribuían a que mis hermanos y yo no maduráramos.

EL GRAN DESCUBRIMIENTO DE ESTE SANADOR: TÚ PERTENECES AL SISTEMA DISFUNCIONAL Y POR LO TANTO: ERES DISFUNCIONAL

Es breve y poderoso como todo aquello que es verdadero. Mi gran descubrimiento era “que resulta de que yo era “también” parte del sistema del que me quejaba”. !Deveras, ligero ligero detalle!

Así llegué a mi definición sistémica de Co-dependencia: Un sistema disfuncional cerrado en donde todos, incluido este servidor que se creía perfecto, contribuimos a la infelicidad de todos sus integrantes a través de buscar estrategias y prácticas para “ponernos el pie” e impedirnos el desarrollo integral.

Ojalá y puedas observar este patrón en tu propia familia, para identificarlos, aceptarlos y “dejarlos de hacer”. Créeme,  puede significar la diferencia entre que llegues a recuperarte realmente, o batalles por años infructuosamente.

EL PROPÓSITO DEL SISTEMA CODEPENDIENTE

He encontrado que los sistemas pueden llegar a comprenderse si entendemos primero la intención o meta para la  que fueron creados. Lo que te diré a continuación es muy duro, pero espero que lo puedas observar.

reli

Los sistemas codependientes (familia, pareja, primos, trabajo, iglesia, escuela, grupo de amigos etc.) tienen la intención de obstaculizar y detener el desarrollo integral de sus miembros, porque así ha funcionado el sistema por generaciones y generaciones. Cuando naciste, ya existía este sistema disfuncional con sus reglas infernales operando al máximo.

Es vital que debajo del caos, los reclamos y la violencia, comiences a detectar que unas fuerzas invisibles (las reglas codependientes) te van llevando, junto con los demás integrantes de tu sistema, a permanecer inmaduros, ingenuos, ignorantes y resentidos.

Detener quiere decir, que el crecimiento y el aprendizaje de las experiencias son desalentados en los sistemas en donde las reglas codependientes se instauran. Sin aprendizaje, no hay evolución, sino estancamiento y tedio. Así, se va perdiendo el sentido de vida y nos vamos acercando a la depresión y a la fuga de las adicciones, perpetuando las reglas del sistema opresivo.

Piensa conmigo querido lector: ¿Qué le pasa a una comunidad en donde todos trabajan para fracasar, cuando vengan las pruebas fuertes de la vida? ¿Qué le sucede a los integrantes de una familia cuando todos carecen de las competencias necesarias para sostener relaciones plenas y significativas? ¿Qué sucede cuando descubrimos que hemos tenido relaciones de amistad, familiares, de trabajo y románticas que sólo nos han producido dolor y arrepentimiento?

dep

LAS TRES REGLAS CODEPENDIENTES PARA LOGRAR QUE NO CREZCAMOS

Básicamente el Sistema tratará de mantenernos inseguros y no sentir confianza, ni en los demás, ni en nuestras  propias percepciones. Sentirte inseguro permanentemente, implica sentirte inferior hacia los demás y por lo tanto trataremos de controlarnos mutuamente para evitar la vergüenza del rechazo.

El hecho de aprender a no confiar, produce que las necesidades humanas no sean una oportunidad para echar lazos profundos entre los miembros del Sistema, sino que toda manifestación de alguna necesidad de sus integrantes se transformará en un conflicto. Sea pedir dinero, sea pedir sexo o cariño, la irritación y el desprecio que nos propinamos generan más inseguridad e inestabilidad para ser fieles al S.C.

Por último, en los Sistemas Codependientes los problemas no se resuelven, sino que se incrementan para asegurar el resentimiento cuando éstos exploten.

LAS COMPETENCIAS NO APRENDIDAS EN LOS SISTEMAS CODEPENDIENTES

Lo que hemos observado desde la década de los 80´s es, que el daño y la detención más severa se produce en las facultades que yo he llamado “competencias relacionales”, y que incluyen: La dificultad para tener empatía, la dificultad para entender la intencionalidad de uno mismo y del otro y la dificultad para experimentar el espectro emocional entero de formas apropiadas.

Esto último quiere decir que el los lugares codependientes están proscritas emociones como la ternura, la solidaridad, la alegría y el interés por el bienestar del otro.

DE

Por el contrario, cada integrante se encuentra aislado y lleno de rabia, vergüenza y….deseos de venganza contra los demás integrantes del S.C.

Es vital que no pieradas de vista que una vez que se establecen las reglas de un sistema, el mismo se defenderá para perpetuarse. El propósito del sistema “obstaculizar el desarrollo de sus integrantes” se forma una vez que se asientan las reglas; en este caso codependientes: No resuelvas los problemas. No satisfagas tus necesidades y colabora para que los demás tampoco lo hagan. No confíes ni en tus percepciones ni en las de los demás; No hagas empatía, ni expreses tus emociones de maneras apropiadas.

LOS COMOS DEL SISTEMA CODEPENDIENTE

¿Cómo lo logra este sistema infernal que no haya aprendizaje entre sus miembros?

De múltiples maneras, pero el patrón nuclear que nos une a los codependientes para ponernos el pie, consiste en asentar: “Una lucha de poder entre sus integrantes”

Para ello, el Sistema Codependiente requiere de dos bandos: Quienes detentan el poder y abusan de él  y aquellos que  lucharán por reconquistarlo mientras viven sometidos. El bando de los que abusan y el bando de los que permiten el abuso, pero que se van resintiendo.

caos

Descubrir lo anterior me causó primero sorpresa, y después un gran dolor: mi familia era un escenario en donde se había escenificando una lucha de poder fratricida. ¿Y el amor? Además ¿Yo de qué bando era? ¿No era tan amoroso como creía? Bueno éramos una familia codependiente y cada integrante colaboraba para que creyéramos que madurábamos, pero la realidad era que seguiríamos ingenuos y peleando los unos contra los otros en dos bandos.

Quizá por esta razón pocos nos lleguemos a recuperar. Aceptar que no hubo amor, sino una lucha por el poder para compensar el abuso y la inequidad, pareciera que se trata de venganzas entre la mafia y no de las reglas de una familia amorosa.

Pero así es, el amor consiste precisamente en el compromiso y las acciones encaminadas a cuidarnos para  facilitar el desarrollo integral y sostenido de todos los integrantes del sistema.

Eso nunca sucede en nuestras familias codependientes. ¿Y cómo podría facilitarse el crecimiento si primero el poder está centralizado en un bando y las reglas lo favorecen en detrimento de quienes tienen que someterse? ¿Ya teniendo el poder, quién lo quiere soltar por voluntad propia? ¿Es la violencia un conjunto de conductas esperadas  y lógicas cuando la desigualdad se incrementa entre los integrantes de un sistema?

La espiritualidad de la recuperación radica en el proceso de aceptar aquello para lo que nuestros cerebros no están preparados: que nacimos 

RE

en un lugar en donde dicha lucha de poder ya existía y que, ser miembro de este nuevo sistema implicaba que adoptáramos los lugares de la configuración abusiva dentro de los bandos, pero después de aceptarlo, es necesario con amor rebelarnos y practicar otras reglas humanistas a pesar de que el Sistema se defenderá con uñas y dientes.

EL TRABAJO DE RECUPERACIÓN

“Una buena teoría te permite ver cosas vitales, que sin ella, sería imposible que las detectaras” Albert Einstein.

La buena noticia es que el enfoque sistémico son unos lentes potentes que te permiten entender las raíces y las causas de la violencia en nuestras familias codependientes.  El entendimiento te puede llevar a rebelarte ante el sistema, al comenzar a experimentar otras formas y otras reglas humanistas. Además podemos ahora centrarnos en crecer y facilitar el desarrollo de los demás, aunque eso implique que aprenda a manejar el poder en lugar de aprender abusar del poder

kill_the_dragon

Todos aquellos que hemos estudiado los sistemas disfuncionales, hemos atestiguado la dificultad para que un sistema cambie y se trasforme de disfuncional a funcional. No obstante, aquellos sistemas que lo han hecho, que se han trasformado, han sido aquellos en donde “un héroe” despertó de la pesadilla y comenzó a despedirse poco a poco de las prácticas codependientes. Como por ejemplo, seguir sintiendo tener culpa por poner límites amorosos.

Te invito de corazón a enfrentar el verdadero enemigo: LAS REGLAS OPRESIVAS DE TU SISTEMA CODEPENDIENTE. El único requisito, es que aceptes que tu perteneces a él y por lo tanto, contribuyes al caos, aunque no sepas aún de qué manera.

Yo por mi parte me comprometo a enseñarte el enfoque sistémico.

EL SANADOR DE PAREJAS. Contacta a Guillermo cuanto antes y aprende a conocer y cambiar tu Sistema Co-dependiente.

ESE MANÁ LLAMADO AUTOESTIMA

No creo que exista más confusión sobre un concepto en la sociedad contemporánea, como el de la auto-estima. El costo de dicha confusión es muy caro, pues la autoestima es la energía que produce la acción humana.

En esta ocasión deseo aportar mi experiencia para ayudarte a salir de dicha confusión y puedas obtenerla de maneras sanas y creativas.

ESE MANÁ LLAMADO AUTO-ESTIMA

self

No existe un habitante de esta Tierra que no se auto-valore. Aún en la depresión, seguimos aspirando a tener una valía, aunque nuestro leguaje aparentemente denote lo contrario.

Todos desde que somos pequeños experimentamos vergüenza ante nuestras limitaciones, u  orgullo a causa de nuestros logros, porque la aspiración de esta especie es rebelarse ante la  posibilidad de ser insignificantes.

Nuestro estado de ánimo y por lo tanto nuestra capacidad creativa y productiva depende de nuestra propia evaluación acerca del concepto que tengamos de nosotros mismos.

Coloquialmente le decimos a alguien que no se siente valioso y lo es: “Te pido que te la creas por favor”.

or

EL ORIGEN DE LA CONFUSIÓN

La gran confusión, del concepto de auto-estima es que “auto” significa “uno mismo” y “estima” tiene la doble acepción de “quererse” pero también la de “evaluarse”.

Sin embargo, en la práctica, son los otros y no nosotros los que nos  proporcionan dicha evaluación y dicho cariño. La autoestima pues es una paradoja en nuestra vida.

Por lo tanto, si necesito a los demás para obtener la retroalimentación de mi valía en mis grupos humanos, entonces se trata de una ilusión creer que yo solo tengo el poder de hacerlo.

En este sentido llamarle auto-estima al fenómeno de la necesidad universal de que los otros tengan un buen concepto de mi, tendría que llamarse “la estima que proporcionan  los otros para sentirme valioso”. Un poco largo ¿verdad?

au

El concepto de auto-estima crea pues la ilusión de que depende de mi, el hecho de que yo me sienta valioso independientemente de lo que piensan los demás, pero no es así, y te voy a dar los fundamentos de lo anterior, para que seas capaz de hacerte responsable de trabajar en una buena reputación con tu mujer, tus hijos, tus amigos y tus jefes, de tal manera que puedas estimarte o considerarte como un actor social eficiente y colaborativo, a causa de que tu comunidad lo atestigüe y te lo agradezca.

EL DRAMA DE PERMANECER INCONSCIENTES LOS PRIMEROS 20 AÑOS

George Herbet Mead, descubrió que nuestro ser se va formando en una serie de creencias y estándares que al nacer ya están establecidos rígidamente por tu contexto.En este sentido tu Ser lo forman los demás desde que estás en el vientre.

No nacemos con juicio crítico y serás un devoto cristiano si eres educado en el cristianismo. Tu nombre, tu lengua, tus costumbres, tus creencias, lo que se puede y lo qiue no se puede. Tus sueños, tus gustos en la sexualidad. Todo lo que va siendo valioso para tus padres, abuelos y maestros será insertado en tus conexiones neuronales de maneras abiertas y sutiles, insidiosas y respetuosas, pero nadie nace libre.

ni

Si hubieras nacido en Siria serías Talibán, y si en Israel y fueras judio, tendrías animadversión por los palestinos.

Por lo tanto, para sentirte importante y significativo necesitas complacer y buscar la aprobación de tus tutores o figuras que te educan y te trasmiten tu cultura. De lo contrario te abandonarán. !Nada personal! Así son las cosas por aquí.

Y aunque la adolescencia es una etapa de separación y cuestionamiento, el joven está tan cargado de los símbolos y reglas de su grupo al que pertenece que acaba, al estar tan resentido y hacer lo contrario de lo que aprendió, como la serpiente mordiéndose su cola. Es decir, obsesionado por demostrar que él o ella es lo contrario de su educación dada, siguiendo atado a esas creencias y maneras de ser de su familia de origen.

El clásico ejemplo es la mujer que alucina el alcohol al provenir de un hogar en donde sufrió a causa de la manera de beber de su madre y tíos.

ad

¿ENTONCES LA AUTO-ESTIMA ES UNA MENTIRA?

No. Por el contrario la autoestima es necesaria e inevitable. En realidad se trata de un diálogo y una negociación entre nosotros mismos y los demás para obtener el valor, pues sentirnos valiosos es la gasolina de la vida humana. Por eso la admiración en nuestra especie está conectada al deseo sexual. Sin admiración no hay ganas. La autoestima aparece vestida de la expresión de admiración del otro.

ADIÓS A LA CONFUSIÓN

¿Entonces dependo del otro siempre para sentirme valiosa? ¿Y si el otro me tiene envidia y me critica sin razón?

Yo propongo que se llame “el proceso de la auto-estima”. Porque mi evaluación no es en solitario, sino que la opinión de los demás está en mi cabeza aunque esté en la solidad de mi habitación. Por lo tanto lo sano es que yo haga la evaluación final acerca de mi valía, pero tomando en cuenta de corazón lo que dice mi grupo. Estamos condenados a necesitar al otro. Tú puedes pensar que tu tesis es soberbia, pero hasta que no obtengas la retroalimentación de tu asesor, será imposible que te sientas valiosa.

te

Cuando decidimos abrir la conciencia, entonces una parte superior de mi mente, puede evaluar con amor y compasión la crítica o el elogio de los demás. Ser lo más objetivos posible es la adquisición de una evaluación equilibrada y justa. Yo solo, sin la visión de los demás estaría condenado a ser narcisista.

Ser ser humano o más bien llegar a ser ser humano significa llegar a desarrollar una capacidad de razonamiento y observación para revisar nuestras fuentes de valor, que evidentemente provienen de los demás.

Aquí está la riqueza del artículo y del mensaje que te traigo: no podemos evitar que el reconocimiento provenga de los demás, pero sí podemos reconocer que existen maneras equivocadas de sentirnos valiosos.

Por ejemplo, alguien que obtiene valor a través de ser el chismoso del grupo, a la larga su valor menguará. O ser el que más aguanta alcohol durante una salida con amigos, al principio se sentirá orgulloso, pero con los años, el “mala-copa” dejará de ser requerido en la fiesta. Es es estos ejemplos, en donde nuestra capacidad de abrir la conciencia nos puede llevar a cuestionar la maneras equivocadas de obtener ese maná llamado auto-estima.

LAS FUENTES DE VALOR EQUIVOCOCADAS DE LA MUJER CODEPENDIENTE Y DEL HOMBRE EVITATIVO

La recuperación real de las adicciones, sea a sustancias o a personas, proviene del cuestionamiento de las fuentes de valor de quien las padece.. Aunque el tema de las fuentes de valor en los lugares en donde hay adicciones es complejo, he observado dos lineas de trabajo que pueden ayudarte a dirigir tu atención hacia la liberación.

muj

El codependiente, mujer, hombre, gay, trans, etc. busca su fuente de valor al amar demasiado; es decir, al hacer de más para el otro con la finalidad de que lo lleguen a querer. Por otro lado, su contraparte, llamado Evasor o Más que, o adicto a sustancias, o Evitativo, quien también puede ser hombre, mujer gay etc, busca su fuente de valor en  “tener la razón” a toda costa sobre los demás en sus puntos de vista y sus maneras de conducirse en la vida aunque sean equivocadas, como el hecho de justificar la infidelidad por ejemplo.

Ambos vieron a sus padres obtener su autoestima, exactamente de las mismas maneras en que ahora cada integrante la busca. Por eso la Codependencia es la condena a la repetición infértil: ambos tratamos de obtener la autoestima de maneras desproporcionadas e imposibles.

PEQUE

Codependiente se sacrifica equivocadamente pues, al creer que obtendrá su autoestima de su pareja, en realidad lo que obtiene es el desprecio de su Evasor; mientras este último obtiene que le den la razón pero no su auto-estima, pues se la dieron por miedo o a regañadientes. Es decir, ambos están hambrientos de ese maná llamado autoestima y por eso ambos se sienten inseguros…si el Evasor lo aceptara.

El tema del que se conversa en la comida de codependiente con sus amigas, es su Evasor, pero no para enaltecerlo como un ser humano excepcional, sino para denunciar sus incongruencias y rigideces con las que se conduce. Es decir, tampoco obtiene su autoestima. Ambos están condenados en su sistema de agresión en donde el sentimiento de  valía, brilla por su ausencia.

LA AUTOESTIMA SANA ES BUSCAR FUENTES DE VALOR DIVERSAS Y LEGÍTIMAS

El el sistema anterior estamos enojados y resentidos todo el tiempo porque el maná llamado autoestima no se proporciona de maneras legítimas y sanas. Ello produce que busquemos formas equivocadas de sentirnos valiosos como el buscar la conquista sexual, el embriagarnos, el comprar zapatos compulsivamente o el meterme al casino y permanecer 14 horas ininterrumpidas.

BXP52482

Sin embargo, es necesario que despertemos y reconozcamos que esas no son fuentes legítimas de autoestima, sino los escenarios en los que nos volvemos adictos a múltiples cosas, para el pesar de nuestras parejas, hijos y para nosotros mismos con el tiempo. La autoestima real y legítima proviene del agradecimiento y admiración de quienes te rodeamos y te reconocemos a través de las expresión de tus valores y la congruencia de tus acciones.

Por ejemplo si dedicas tu vida al baile y tus amigos y familia asistímos a tu presentación. Allí una heroina cósmica se realiza, pero al mismo tiempo baña de alegría y orgullo a todos los que pusimos un granito dre arena para que realizaras tu sueño. Esta es la escenacia del Señor de los Anillos: una comunidad entera utilizando sus mejores cualidades para una meta noble que preserve y enriquezca la vida de sus habitantes.

co

LA CREATIVIDAD

Cuando me tocó trabajar mi codependencia, obtuve de mi grupo por primera vez una autoestima sana en mi vida al decidir entregarme  en cuerpo y alma a mi recuperación.

Utilicé lo mejor de mis dones para compartir mi experiencia y obtuve de mis compañeros fortaleza y esperanza. Aprendí a servir, y a recibir. No sólo como héroe cósmico recuperé a mi mujer, a mis hijos y me reconcilié con mis padres y hermanos, sino que también mi autoestima, provino de otras fuentes al descubrir otros dones que tenía, cuando en mi grupo a través del aliento de mis compañeros pasé de ser padrino a terapeuta.

Yo no sabía todo el valor que yacía dentro de mi. Mis compañeros, hermanos, amigos  y mi mujer al tener el valentía de cuestionar mi complacencia y evitación compulsivas (mis antiguas fuentes de valor) me regalaron cual espejos, el valor de encontrar mi vocación a los 35 años. Cuando me sentí un héroe que servía a Dios y a mis semejantes, abandoné mis antiguas estrategias de control y comencé a tomar terapia, cursos de desarrollo humano; comencé a socializar, a escuchar las necesidades de mi mujer, a cuidarla y a impulsarla en sus proyectos, a investigar con uñas y dientes el fenómeno la codependencia y las adiciones y con el tiempo, a aprender a ayudar con eficiencia a todos ustedes.

fullsizeoutput_9f1

Todo lo que  reciben de mí es mi retribución al acto espiritual que ustedes mismos me dieron hace años. Descubrir otras formas sanas y nobles  de obtener autoestima, es el secreto de mi plenitud desde hace ya varios años. Desde entonces, aprendí a ser un aprendiz de ustedes. Mi necesidad de tener la razón y complacer a los otros para obtener paz y tiempo para no ser molestado en mis propias fugas y adicciones, fue desapareciendo poco a poco en la medida en que me fui entregando a mi proceso de recuperación.

Espero inspirarte, tocar tu corazón y agradecerte que sin ti, sin tu lectura y comentarios, comenzaría a dudar de mi valía.

Guillermo Flores. Contáctame en el 55 1817 6337 de la Ciudad de México.

Navidad del 2017

RESOLVIENDO CONFLICTOS

Me ha interesado estudiar a la pareja humana, porque es la primera gran comunidad por excelencia. Hay otros sistemas, y organizaciones; es cierto, pero lo que llamó mi atención, es el cómo, en este micro-cosmos social se escenifican las fuerzas más profundas de los conflictos  de la existencia, a la altura de la mejores  tragedias griegas.

hoi

La pareja  es pues un crisol misterioso, y agridulce que sintetiza las dos grandes polaridades de la existencia: el placer y el dolor.

Al ser una de las grandes fuentes de conflictos, la pareja también es una de las grandes oportunidades para el crecimiento psicológico y espiritual de cada uno de los integrantes. En este sentido, enfrentar conflictos y aprender a resolveros produce nuevas conexiones neuronales y por lo tanto nos hace más inteligentes.

QUÉ ES UN CONFLICTO

Los conflictos en su forma más simple, son el descubrimiento de que ha aparecido un obstáculo en la consecución de mis deseos, necesidades  y objetivos. Los obstáculos pueden ser varios. Pero, cuando el obstáculo para la satisfacción de mis deseos es otro ser humano, quien no piensa como yo y desea hacer cosas distintas, aparece entonces un conflicto de tipo ínter-personal.

Me parece muy importante ayudarte a resolver los conflictos que se suscitan con el otro que no piensa como tú, de tal manera que adquieras un conocimiento nuevo para resolverlos.

meta

LA APORTACIÓN DE KOFMAN

En su segundo tomo de su estudio de las organizaciones eficientes llamado Meta-management, Fred hace la distinción entre 2 tipos de conflictos, llamados operativos y personales. A lo que él llama conflictos operativos, yo los he llamado

” conflictos de la tarea” para adaptarlo de la empresa a la pareja. Espero te sirvan.

CONFLICTOS DE LA TAREA

Son aquellos desafíos o retos que parten de la insatisfacción de uno o de los dos integrantes ante la aparición de un problema que require acciones o tareas concretas para resolverlo.

En los conflictos de la tarea, nos guste o no, se requiere tomar acción, so pena de que el problema escale.  Por ejemplo, el  aguinaldo que recibimos este diciembre, se puede convertir en un conflicto de la tarea  para la pareja.

Uno desea ahorrar porque desde su visión, viene un año riesgoso; mientras el otro desea gastarlo yendo de shopping.

Otro ejemplo es el deseo uno por  hacer más veces el amor durante la semana , mientras que el otro esta satisfecho con la frecuencia.

sho

CONFLICTOS PERSONALES

Los conflictos personales se originan ante la  insatisfacción de los integrantes a causa del descubrimiento que el otro piensa diferente a ti.

Los conflictos personales se quedan al nivel de las ideas y surgen cuando un estímulo los detona. Por ejemplo cuando en una reunión se discute un tópico. O bien porque al ver un programa en la t.v, pudo haber estimulado su contenido que ambos expresemos nuestras opiniones y descubramos que pensamos diferente.

¡No puedo creer que pienses así! ¡No me imaginé que no te gustara la película! !Deberías tomar más en cuenta lo que te aconsejo!

Como nos explica Fred “Todos los conflictos de la tarea son también conflictos personales, pero no todos los conflictos personales son conflictos de la tarea”. Por la sencilla razón de que mientras no se haya presentado un cambio en el contexto que nos obligue a actuar y hacer la tarea, los conflictos se quedan en el nivel de lo personal y de las opiniones subjetivas de cada integrante de la pareja.

EN ACCIÓN

Un ejemplo secuencial que podría ayudarte a distinguir la diferencia, sería el discutir sobre la posibilidad de practicar el aborto en caso de quedar embarazados.

Si tengo una postura pro-aborto, podría dolerme que mi pareja jamás lo contemplara como posibilidad. Hasta allí, tenemos un conflicto de tipo personal, pues un estímulo produjo que tú y yo habláramos sobre el aborto y expresáramos nuestras opiniones contrarias. No obstante, si llegara a pasar, el que no te bajara tu regla y saliera positivo “la prueba de embarazo” emergería ineludiblemente la necesidad de resolverlo (conflicto de la tarea).

con

Los conflictos que se derivan de las diferentes visiones de la existencia, expresan problemas naturales de incompatibilidad entre los integrantes, que nos afectarán por la diferencia de enfoques para resolverlos.

Y digo “naturales” porque, por más afinidad que exista entre ambos, frecuentemente no coincidiremos en las opiniones y, por lo tanto, es de esperar que habrá conflictos al tratar de  de realizar la tarea.

Una ama de casa por ejemplo, cuando sus hijos han alcanzado la adolescencia (cambio de contexto) puede sentir la necesidad de trabajar fuera de la casa, produciendo un conflicto con su marido celoso.  En este ejemplo, conflictos personales que sólo habían sido discutidos como opiniones entre ellos, se trasformó en un conflicto de la tarea cuando ella le comunicó que buscaría trabajo.

LA PROPUESTA DE ESTE SANADOR DE PAREJAS

Si he podido ser claro en la distinción de los conflictos entre las personas, entonces me sentiría emocionado de invitarte a reflexionar sobre la importancia de trabajar en ti mismo de dos maneras estratégicas. Primero, a través de las técnicas para comunicarte mejor con el otro (es mi trabajo proporcionártelas en este blog).

Pero sobre todo, te invito a trabajar en tu capacidad de expansión de tu ser para aceptar como válido el punto de vista del otro.

Es ese espacio espiritual de aceptación; de empatía profunda; de la asunción humanista de que el otro es un ser racional que siempre tiene cosas que aportar, se encuentra la esencia para resolver los conflictos con amor y eficacia.

ima

Cuando descubrí que los grandes conflictos de la tarea de mis consultantes radicaba en el hecho de que ambos no aceptaban los puntos de vista del otro, se abrió una puerta de trabajo enorme para mi, pues mi foco de ayuda dejó de estar en tratar de hacer acuerdos con ellos para realizar las tareas, sin antes estar verdaderamente convencidos de que el otro podía aportar algo en la solución de esos conflictos.

Mi foco cambió de la tarea a las ideas de mis consultantes y más que nada, mi indagación la llevé al universo de sus valores.

Eso mismo les enseñé a hacer en terapia.

Es decir, les enseñé a indagar en ell corazón de su identidad en donde habita el porqué de lo que ellos consideran como valioso. La oportunidad que vislumbré fue y ha sido, que mis consultantes pudieran ver a los conflictos personales, como una gran oportunidad para enriquecerse con la visión del otro, y se sintieran orgullosos de aprender a aceptar al otro con sus ideas, de tal manera que sean capaces de no atorarse en los conflictos de la tarea.

Cuando he logrado que ambos puedan ser entendidos profundamente en sus ideas, valores y sueños, los conflictos de la tarea se convierten en un juego de niños, o más bien en un baile armonioso de ideas creativas. 

Si no pueden tomar terapia conmigo, de cualquier forma la invitación está para que hagas una lista de las conductas que te cuesta trabajo aceptar de tu pareja, con la finalidad de que antes de hablar con él o ella sobre la tarea de solución, imagines desde su mapa mental el porqué es importante para él o ella dichas maneras de ser y hacer en la vida.

EL SANADOR DE PAREJAS

Toma terapia de pareja por Skype con el Sanador en cualquier parte del mundo a través de Skype. Contáctame por Whats App en Ciudad de México al 55 1817 6337 o en Guillermo Flores Sanador por Messenger de Facebook.

LA ADMIRACIÓN CORRECTA

LA RECETA DOBLE DE GOTTMAN

De acuerdo al ya legendario estudioso de la pareja humana John Gottman, los dos elementos indispensables que conforman el éxito en el mantenimiento del vínculo amoroso, son la constante muestra de cariño y cuidado entre los amantes por un lado, y la constante muestra de admiración de uno hacia el otro por el otro.

Afecto y Admiración pues, querida lectora, son los dos alimentos que mantienen el amor al rojo vivo.

LOV

En esta ocasión y gracias al conocimiento que adquirí con Martín Aparicio, voy a desarrollar el tema apasionante acerca de lo que es la admiración y qué debemos admirar los seres humanos.

El tema es capital desde mi punto de vista, pues muchos de los lectores de este blog son codependientes y esta enfermedad de acuerdo a su principal estudiosa Pia Mellody, se caracteriza en su esencia por una distorsión flagrante en la percepción (tercer síntoma nuclear) del la persona inoculada de codependencia.

Dicha distorsión lleva al codependiente a transfigurar la realidad de maneras verdaderamente riesgosas para la estabilidad emocional y en algunas ocasiones a poner en peligro verdaderamente su vida, al admirar conductas que a una persona normal, en su sano juicio, le parecerían inconcebibles.

LA DISTORSIÓN DE SUSAN FORWARD ANTES DE RECUPERARSE DE LA ADICIIÓN AL AMOR

Ya publiqué sobre la dificultad que tiene el Adicto al Amor para percibir la realidad y las consecuencias desastrosas de percibir Amor donde no lo hay y en donde más bien, hay desprecio y desolación.

Decía que la deslumbrante Susan Forward sintetizaba este síntoma, el distorsionar la realidad cruda, tratándola de embellecer para no tener que enfrentar el terror de la separación,  en  su imprescindible libro “Cuando el Amor es Odio”. Imprescindible si deseas recuperarte de la Codependencia claro.

FOR

Susan desarrolla con una claridad pasmosa, pero sobre todo con una gran valentía, la forma en la que ella negaba y maquillaba las conductas groseras y despreciativas de su pareja romántica.

Aunque ella  percibía que su pareja la amaba, la realidad era  que su pareja era misógina; es decir, que en realidad la odiaba.

Recuerdo un pasaje en especial en el que Susan tuvo un gran logro profesional en donde públicamente el medio de la psicología se le rindió a sus pies.

Lógicamente su Evasor del Amor no asistió a la ceremonia (siempre tienen otras cosas que se “les atraviesan” cuando sus parejas más los necesitan); pero lo increíble vino después: no quiso acompañar a Susan a celebrar en la intimidad de su casa con una copa de vino tinto.

En el colmo del desprecio, se fue a dormir temprano y Susan se quedó en su comedor con una botella de vino tinto de una cosecha increíble, pero con una copa frente a ella vacía.

forwardTan  vacía como estaba su corazón. Susan es de esas raras personas que comparten su experiencia sin maquillar lo que vive, a pesar de ser ya una reconocida terapeuta y autora.

Su valentía me conmueve, porque Susan ha ayudado con su testimonio a miles de psicólogas y coaches que son en verdad talentosas en su manera de ayudar a los demás, pero que secretamente viven sometidas a la égida de su Evasor del Amor.

LA IMPORTANCIA DE LA ADMIRACIÓN Y LA CODE

La admiración por nuestra pareja, es un elemento que conforma la pasta de toda relación amorosa.

Sin admiración, es difícil que exista deseo por el otro. Así pues,  la mayor parte de las parejas hablamos siempre con los demás acerca de aquello que es especial en él o en ella.

Parece que al hacerlo, estamos celebrando la gracia de nuestra elección, la salud del estado de la relación y la dicha de haber encontrado, de entre millones de personas, a ese ser tan único que es nuestra pareja romántica.

En ese sentido cuando alguien se expresa con admiración de su pareja romántica nos dice mucho sobre la calidad del vínculo.

Por el contrario, cuando nos quejamos, expresamos que nos sentimos desilusionados, ya que la admiración comienza a decaer o peor aún, que ya no existe.

Sin embargo, los codependientes elegimos pésimo.

Nos fijamos en  personas que han tenido una infancia terrible de desolación, violencia y abandono; escogemos a personas que al comprometerse contigo actuarán el drama de cobrarte las cuentas que les correspondían a sus padres, quienes les propinaron realmente el daño.

La persona codependiente, quien ingenuamente se enamoró de él o ella,  si hubiera tenido un cerebro sano, sin distorsiones y con sano juicio, habría salido corriendo después de la primera cita.

COD

Pero no es así. El codependiente ve lo que siempre ha querido ver: a un ser protector y compasivo. A un ser detallista y galante. a un ser involucrado en el romance constante y el mundo de ella. Nada más alejado de la realidad. En su enfermedad, el codependiente idealizará a su pareja y verá cualidades que no tiene, debido a la distorsión paulatina de su percepción.

QUÉ DEBEMOS ADMIRAR

¿Qué debemos admirar en nuestras parejas y qué vale la pena aquilatar en el otro? Son dos preguntas que el Adicto al Amor no se hace. Por alguna razón, nunca cuestiona el porqué admira lo que admira, pues su objetivo es preservar la relación haga lo que haga su Evasor.

Sin embargo, para no sentirse mal consigo mismo, el codependiente se auto-engañará y adoptará una narrativa que justifique racionalmente el porqué decide quedarse en una relación quebrada. De esta forma comenzará a distorsionar su mente de tal manera que le llamará protección, a la agresión y amor, al desprecio.

La justificación de este artículo, radica en que al menos cognitivamente seas capaz de reconocer las diferentes formas, sanas e insanas en que el cerebro admira al otro. Al final, tendrás una guía para recuperar tu Sano Juicio.

LOS TIPOS DE ADMIRACIÓN ENTRE LOS SERES HUMANOS

LA ADMIRACIÓN POR CARENCIAS

En este caso, la persona admira cosas y conductas de su pareja que no tienen nada de admirables, pero que, como careció de ellas, le producen una emoción que su pareja las tenga pues para ella o para él, les son ajenas.

Es como si se completara con aquello que posee su pareja y que no cree, por su baja auto-estima,  algún día llegar a tener.

bravo

Tenemos el caso de la seguridad con la que se mueve tu pareja. Si has sido desde pequeña una persona insegura, que careciste de orientación y enseñanza de habilidades para no sentir timidez en la vida, es lógico de que si conoces a alguien que lo percibes seguro en la forma en que se conduce, te resultará muy atractivo. El problema es que el codependiente ve seguridad cuando en realidad hay arrogancia y altivez.

Obsérvalo con calma, si hubieras nacido en un hogar en el que no hubieras carecido de esa seguridad, verías como algo agradable  el hecho de que fuera seguro como tú, pero no como algo digno de admirar.

Otro ejemplo, es tener mundo. Si careciste de él, si nunca has viajado al extranjero, si no hablas con fluidez otro idioma, si no tienes contactos con poder, es lógico que te derrita alguien que lo tenga y que inclusive presuma de ello o te prometa llevarte a conocer el mundo.

Por último te hablaré de un caso dramático. Es el de aquellas personas que andan con alguien que no les gusta en verdad, pero que dichas parejas les pueden proporcionar la seguridad de que no les serán infieles como las que sí les gustan. Aquí la carencia de la estabilidad y la paz de tener a una pareja comprometida con la fidelidad, los lleva, ante tal carencia a canjear estabilidad por química. No les cuento lo que pasa. Es muy triste.

Es vital que dejes de admirar aquello de lo que has carecido y aprendas a desarrollar las competencias que tu codependencia detuvo para que tú misma las adquieras.

LA ADMIRACIÓN DISTORSIONADA

En este caso, la persona, a causa de sus traumas, distorsiona su mente y comienza a admirar conductas inapropiadas o abusivas que su pareja muestra durante  la relación.

El ejemplo claro es admirar la violencia física de una pareja agresiva para con otros. Sean los extraños o los cercanos los depositarios de la violencia de tu pareja, la violencia sólo trae consigo desolación y muerte y por lo tanto necesitamos aprender a reconocer nuestra violencia para poder erradicarla compasivamente.

Pero si el codependiente se distorsiona y admira lo imposible, el violento jamás reconocerá su problema.

lobe

El caso más dramático que he observado en esta distorsión, es cuando la persona se refiere al carácter violento de su pareja, como un “carácter fuerte”.

Y digo que es un drama, porque a pesar del miedo que experimenta el codependiente, transfigura la realidad al expresar admiración llamándole “fuerte” a aquello que la amedrenta y la avergüenza.

El último caso sobrecogedor de esta distorsión es cuando la persona admira la inteligencia de su pareja, donde no la hay.

La situación es que desgraciadamente un IQ. alto no es sinónimo de inteligencia, sino que la inteligencia proviene acerca de lo que hacemos con ese índice alto. Es tonto y nada inteligente descargar mi ira contigo, aunque sea físico nuclear.

No requiere de esfuerzo que me aprenda las fórmulas más abstractas pues me gusta y se me facilita. Pero requiere esfuerzo, práctica y humildad dejar de descargar ira entre los que quiero y me tienen miedo.  Por eso el codependiente necesita aprender a reconocer lo que es ser inteligente de lo que no lo es.

Es decir si uso ese índice para ser irónico, criticón y despreciativo, es una tristeza que mi disco duro que trabaja a altas velocidades lo use para destruir.

En pocas palabras, una persona que tenga a una pareja así descrita, tendría a su vez una mente sana si sintiera compasión y preocupación por la violencia de su pareja, pero jamás admiración, porque se trata a todas luces de un tremendo auto-engaño.

Sé que es muy difícil, pero recuperar el Sano Juicio, requiere de que afines tu dormido juicio crítico, más no criticón, y recuperes tus poderes de discernimiento y análisis. De lo contrario tú misma seguirás creyendo tus propias mentiras y auto-engaños.

Ánimo, no estás sola ni solo y muchos hemos recorrido este camino tan doloroso, pero tan reconfortante cuando recuperamos nuestra percepción, al hacerle caso a la sabiduría de tu cuerpo y tus emociones.

POR FÍN LA ADMIRACIÓN POR ESCASEZ

La única admiración correcta, es la que viene del esfuerzo, la valentía, la perseverancia, el sacrificio correcto. Es decir, aquellas cualidades que son escasas y que presentan sólo algunas personas en tu comunidad y que evidentemente se distinguen y sobresalen de la media.

Por ejemplo, el verdadero altruismo, el compromiso y la entrega, son cualidades que tendríamos que tener muy presentes en la elección de pareja y que tendrían que constituir el corazón de las conductas admirables. La regla de oro de lo que realmente vale la pena admirar, es aquello que enaltece la vida y que no se le facilitan a mi pareja.

Por ejemplo si tiene facilidad para los idiomas, no es admirable que hable inglés británico. Pero si se le dificulta ser detallista contigo, si trabaja en ello, un simple gesto sería más valioso que su acento impecable.

Si se le dificulta ser seguro y tenerte confianza cuando sales con tus amigos y de verdad lo trabaja en su grupo o en terapia (de preferencia con su Sanador jeje), eso sí sabe delicioso, porque es una muestra ostensible y contundente del amor que siente por ti. ¿Si vas comprendiendo?

altry

Un ejemplo también sería por ejemplo si  mi pareja tuviera un hermano en adicciones. Yo sería un buen partido para ella, no por mi guapura, que para ello no hice ningún esfuerzo sino es producto de mis buenos genes, sino de lo admirable que sería  no sólo que no criticara (eso hace cualquier hijo de vecino mal educado) cuando se comporta de maneras inapropiadas, sino que compartiera con ella la preocupación de ir con un profesional para saber cómo ayudarlo y tratarlo con respeto.

¿O es admirable que tu pareja se sienta superior a tu hermano y lo trate con desprecio?

Espero haberte sido de utilidad para ayudarte a reactivar en tí tus poderes de percepción y tu juicio crítico.

Si dejas de admirar lo que al contrario nos daña, darás un enorme paso interno en tu camino a la liberación de la co-dependencia. !Ánimo! Vamos juntos rompiendo fronteras.

EL SANADOR DE PAREJAS

Contacta a Guillermo Flores por Whats App al 55 1817 6337 de la Ciudad de México.

TENER LA RAZÓN O TENER QUIEN TE AME

Durante gran parte de mi vida mi auto-estima provino de querer tener la razón.

Al estar siempre lleno de miedo y de vergüenza al interior de mi ser, me refugié en la consabida fuga de acumular datos que venían de los libros, para almacenarnos en mi disco duro.

reading

No acumulaba conocimiento, lo aclaro, porque el conocimiento requiere de acción consciente y de servicio a los demás. No. Yo estaba alejado del conocimiento a pesar de mi memoria fotográfica que me permitía impresionar a mis interlocutores al citar de memoria autores y pasajes para gloria de mi vanidad enferma.

Me acostumbré a la imposible y esquizofrénica idea de que “tenía la razón” y de que era superior a los demás. Sin embargo, en mi enfermedad emocional es decir en mi codependencia, yo creía que era real el hecho de que yo era “especial y elegido” por saber muchas cosas.

knower

A veces trataba de defender públicamente mis posturas y a veces, para mis adentros, consideraba que no valía la pena expresarme, pues mi interlocutor estaba muy por debajo de mis conceptos y no me llegaba ni a los talones.

Cuando hacía lo anterior  no dejaba de inferiorizar y denostar a las personas que según yo, competían conmigo.

!Nunca perdía! Por eso ahora me doy cuenta el porqué  la vanidad y la soberbia constituyen el gran pecado capital por excelencia del espíritu humano.

Ya no me apena haber sido así, pues comprendo que mi adicción a mi propia imagen, provenía de mi esfuerzos denodados por obtener valor en una familia de identidad alcohólica.

En ella, las necesidades de todos sus integrantes se pierden en tratar de lidiar con nuestras emociones de miedo y de vergüenza. Es un sistema infernal que afectaba tanto a quien bebía como a quienes tratábamos de que no bebiera.

Sin embargo, mi familia era una parte de mi realidad. Yo tenía que salir y tomar del pastel de la vida un buen pedazo.

Quería sobretodo al convertirme en un adolescente, tener una chica con la cual compartir mi erotismo y recursos para pasearla y enamorarla. Como dice ese poeta español:  “Nada Particular”.

teen

Sin embargo, las familias adictas no proporcionan habilidades para la vida para poder tener acceso a cosas que para los integrantes de otras, les parecen naturales.

Ante la carencia y la inseguridad  al relacionarme, me agarré de lo que pude: por eso me convertí en un acumulador de datos, para presumir y para que la gente me admirara. De esta forma, cuando lo lograba, me sentía bien. Era un dependiente emocional y económico de mi familia, pero tenía fama de culto e inteligente !Qué más podía pedirle a la vida!

LOS ARQUETIPOS QUE TÚ Y YO RECORREMOS

Comparto mi historia para que te puedas identificar porque muchos de nosotros recorremos los mismos caminos con la intención de triunfar y ser reconocidos. A estos caminos recorridos por mucha gente (porque existe un inconsciente colectivo) se les llama arquetipos y espero que al compartirte el que me destruyó, te pueda ayudar a salir más rápido del camino a la perdición.

El arquetipo que aspiré particularmente fue el  del Poder. Quería tener poder porque en mi casa los espacios de poder ya estaban asignados y ocupados por otras personas. Ante la humillación que sentía de no tener poder y tener que someterme, aprendí a humillar a los demás con mis datos de mis libros para obtenerlo a como diera lugar. Era delicioso y adictivo.

sat

Los arquetipos, como el del dinero, el amor, o el poder, no son buenos ni malos como nos explicó Jung, sino que al recorrerlos aparecen riesgos y, al  no tener orientadores sanos para encontrar un equilibrio, las fuerzas inconscientes del arquetipo te poseen y te conducen a la destrucción de tu persona. Otra vez, nada particular, un adolescente más que cruza por sus 30,s y se aferraba a obtener su auto-estima de la misma forma en que la obtenía en el kínder cuando lo eligieron abanderado de su grupo. No sabía que años después otro grupo me salvaría la vida: sólo que ahora era un Grupo de 12 Pasos y 12 Tradiciones

“Hay que morir, para vivir, para vivir hay que morir” dice Jesús. Es decir, necesité derrotarme y reconocer que usaba mis capacidades analíticas para sentirme superior y derrotar intelectualmente a los demás, porque en el fondo mi auto-estima no era más que una ilusión, pues en el fondo, sabía que seguía siendo un joven inseguro que me encontraba avergonzado por no tener las destrezas para relacionarme con amor, ni con el amor. Dañé a muchas personas. Sin embargo y a pesar de mi carrera de superioridad, mi gente, incluida mi pareja, vislumbró el potencial de mi verdadera esencia. No sabía que al decidir aceptar ir a un grupo de 12 pasos, comenzaba a vivir el arquetipo del héroe. Ese arquetipo lo puedes vivir tú también querido lector que derivas tu auto-estima de tener la razón.

heroes

De hecho, ya casado, mi tendencia con este problema de aspirar al poder de los datos, me llevaba al mismo patrón de aislamiento que tenía el integrante de mi familia que bebía. Es decir, era, sin saberlo, fiel a un sistema en donde vamos cortando poco a poco con las personas significativas hasta quedar aislados y alienados del amor y la ternura, refugiados en una careta de sabelotodos que da en verdad pena.

LA ENSEÑANZA DE ALFRED ADLER QUE TE LA PASO AL COSTO

Adler, es famoso por una frase que la primera vez que la leí no entendí nada de lo que hablaba, pues mi negación como adicto a mi propia imagen me lo impedía.

Adler dijo:

“Toda neurosis no es otra cosa que una lamentable vanidad”

Hoy la puedo entender perfectamente” Neurosis es aparentar ser uno y en la práctica es ser todo lo contrario. Neurosis es defender nuestra postura con uñas y dientes, sabiendo en el fondo que estamos equivocados.

neuro

Neurosis es tener miedo de enfrentar la vida, desarrollar mis capacidades y permanecer estancado en mi zona de comfort, defendiendo mi postura a ultranza como si fuera un ganador.

Y para sostener esa mentira, pues mentía. Usaba los datos para zaherir, para olvidarme de mi fracaso ostensible.

Observa querida lectora como el alcohol, la marihuana o el  usar los datos de mis libros para olvidarme de mi realidad eran lo mismo. Sólo que yo practicaba una adicción que era “bien vista”.

Para colmo, el alcohol y el tabaco me cayeron mal y esa ventaja chapucera la usaba para erigirme en un ser aún más superior sobre aquellos que abusaban de ambos. ¿Cómo me aguantaron?

Adler me conmueve con esta frase, porque ahora puedo apreciar su riqueza: !Cuánta energía perdida en tratar de sostener una imagen insostenible!

Esa es la locura que proporciona la vanidad. Una estupidez avasallante que me daba un placer efímero, pero que al pasar sus efectos, cual adicto, necesitaba más pues mi realidad era que seguía siendo ese ser inseguro y cada vez más aislado.

Por otro lado intuía que sí era inteligente y que tenía mucho que dar, si me declaraba codependiente o neurótico que es lo mismo y pedía ayuda, pues solo, no había podido ser feliz y ya había hecho demasiado daño a los míos.

Sentido

LA EMPATÍA CON LOS QUE SE VUELVEN EXPERTOS, COMO UN MECANISMO DE DEFENSA

Ojalá y los que hayan recorrido el mismo arquetipo de buscar el Poder, puedan darse cuenta de que la acumulación de datos o la misma aplicación de los mismos no garantiza la nobleza del espíritu y es la peor manera de lograr un reconocimiento.

He conocido a lo largo de estos años a muchas personas, hombres y mujeres que se han especializado en diferentes ramas como consecuencia de su carencia de poder legítimo, con el fin de vengarse en la edad adulta de todos aquellos que se cruzan en su camino, ahora que ya tienen el poder del estatus y prestigio de la rama del conocimiento que dominan.

No hay nada de malo en especializarnos y obtener auto-estima de esa fuente (nuestra profesión). El problema es que en muchos de nosotros es la única forma de obtenerla.

Somos en realidad fetichistas sociales cuando lo hacemos. El fetichista sexual no tiene otra forma de excitarse y ser potente en el acto sexual a no ser que su fetiche (esos zapatos con tacón, o sólo los senos pequeños etc) se lo permita.

Así, los que buscamos tener la razón y estar en lo cierto, obtenemos esa auto-estima a través de derrotar las ideas y propuestas del otro como yo lo hice hasta hace muy recientemente.

pia

Pia Mellody ha sido muy clara y amorosa al hablar del gremio de los maestros, médicos, terapeutas y coaches en su libro The Intimacy Factor.

Sostiene que muchos personas que no tuvimos poder o que fuimos humillados por la violencia de nuestros padres y maestros, cuando llegamos a tener poder en el área de la salud o el desarrollo humano, tendemos a seguir abusando flagrantemente de aquellos que nos admiran como nuestros consultantes, alumnos, pacientes y ahijados.

La adicción sigue en muchos de nosotros porque ahora el reconocimiento es social y una bata blanca o un consultorio bonito proporciona una idea de sabiduría y equilibrio para el que llega sufriendo y desesperado por confiar en quien imagina que es casi un Dios.

Es cierto. Pía pone el dedo en la llaga y este tipo de despertadores de conciencia tiene la función, no de atacarte ni humillarte, sino que gente como Pía que atravesó el arquetipo del Poder y la destruyó, nos alerta para despertar, querido lector, antes de que sea demasiado tarde.

Entre más sabemos de algo, mayor es el riesgo de que el poder nos corrompa. Ya corrompidos, es decir soberbios ¿Quién nos para? ¿Quién nos puede bajar de nuestro pedestal de cristal y tocados de oro? ¿Qué no es lo mismo que viva en tentación? ¿Si se trata de un pecado capital, la religión nos trasmite la advertencia de las consecuencias de pasarnos del lado del diablo?

Sería absurdo que yo compartiera mi historia si no tuviera la certeza de que algunas personas que me leen hoy y que siguen en la negación defendiendo un poder que no es legítimo,  estarán listas para despertar y abandonar su soberbia para comenzar el camino menos transitado del amor.

EL EJEMPLO DE LA CIENCIA PARA LAS RELACIONES HUMANAS

La ciencia occidental ha sido muy criticada por gente de la Nueva Ola, en el sentido de que todo lo quiere medir y comprobar. Sin embargo, el método científico y su aplicación para erradicar el sufrimiento humano, es una de las actividades más espirituales de la existencia humana, porque para que una visión de la realidad sea aceptada, es vital que otros estudiosos la ataquen y la pongan a prueba antes de que una vacuna salga a la luz por ejemplo.

cien

La realidad es definida por consenso y el objetivo del científico es el colaborar en la evolución de nuestra especie.

Aunque hay científicos insensibles y que no aman la ciencia, el método científico podría usarse en las relaciones humanas. Si la pareja colaborara en aras de mejorar su vida a través de tener la humildad de que ambos tienen una parte de la realidad y de que no existe “el tener la razón o no tenerla” sino la intención de enriquecerse a través de probar las propuestas de ambos hasta que encontraran la más óptima para el beneficio de la familia, se terminarían las eternas discusiones acerca de quién sabe más o quien es mejor.

Sólo dejando de competir y colaborando para la expansión y desarrollo de cada uno de los integrantes de tu comunidad, podrás obtener el cariño y reconocimiento genuino de todos aquellos que ahora te proporcionarán una auto-estima genuina y duradera.

coi

Yo no sabía que había otras formas de vivir obtener el reconocimiento y el cariño de mi gente y de ser pleno. Hoy, ya no me siento amenazado porque he dejado de competir y me he preocupado por el bienestar del otro sin dejarme de cuidar. Te invito a subir al barco de la colaboración y el servicio. En tu familia, tu pareja, tu grupo, tu lugar de trabajo. ¿Te gustaría optar por conservar a tu pareja en vez de conservar tu aparente razón?

En la próxima publicación te enseñaré a resolver conflictos colaborando y sin perder tu integridad.

EL SANADOR DE PAREJAS

Busca a Guillermo Flores en Guillermo Flores Sanador en Facebook o al 55 1817 6337

EL ORIGEN DE LA VERGÜENZA

No me canso de encontrar aportaciones para su recuperación, al observar los efectos de la vergüenza en nuestras psicologías.

En esta ocasión, te voy a llevar a observar el porqué de la negativa de tu pareja a cooperar.

 Me parece un tema crucial en el ciclo de vida de dos seres que aspiran a crecer y compartir la existencia, pero que producen al contrario, a pesar de sus buenas intenciones, dolor y desolación.

eden

LA VERGUENZA SURGIÓ COMO UN MECANISMO DE COOPERACIÓN

El avergonzar a otro, es la manera más natural de lograr la cooperación, a pesar de la mala fama que tiene esta emoción tan misteriosa. ¿Por qué? 

Porque era necesario hacer sentir mal a quien rompía las reglas o estándares que fueron creados para asegurar la supervivencia de un grupo. 

Tuvimos que ser altruistas pese a nuestro natural egoísmo, porque para una especie tan vulnerable que prácticamente cayó de los árboles, el cooperar y cuidar “el interés común” adquirió la preferencia.

Si perteneces a la comunidad de 12 Pasos, te darás cuenta que antes de llegar a un grupo hacías de tu vida un papalote pese al sufrimiento de tu comunidad.

 Sin embargo, cuando decidiste adoptar la autonomía y subordinarte (me refiero al momento en que cuando hiciste tuyas las reglas y estándares que tu grupo te planteó para darte la membresía) entonces fuiste considerado un miembro más. Pero si rompes las reglas de cooperación, te harán entrar en cintura. 

En realidad, no hemos cambiado mucho porque avergonzar funciona.

LOS ORÍGENES DE LA MORAL

Es importante que imagines a los primeros grupos humanos nómadas que cazaban y recolectaban los frutos de un lugar y que tenían que respetar la organización y repartición de los recursos para el beneficio de la mayoría.

moral

Avergonzar al infractor, a quien era sorprendido en la cama con otra mujer que no era su pareja, o quien retenía carne que no le pertenecía aunque la hubiera cazado, era un mecanismo que producía un dolor en el transgresor y una sensación de exclusión cuando el grupo le retiraba el habla o no era invitado a la celebración de alguna fiesta comunal.

El mensaje era claro: 

“Tu permanencia está en riesgo,  mientras no te arrepientas de tu falta y decidas reparar el daño y retomar la moral que protege a nuestra comunidad”

Invito a los estudiosos de las ciencias sociales para que lean los fundamentos del nacimiento de la vergüenza como mecanismo coercitivo de cooperación y de desactivación del abuso, en el maravilloso trabajo de Christopher  Boehm llamado “Moral Origins”. 

Es un texto que te abrirá la mente, pero sobretodo el corazón al entender que la vergüenza no era un mecanismo maligno, sino una solución creativa para que quien transgredía, cooperara de nuevo al sentirse cortado temporalmente de la comunidad y por el otro, como una medida creativa para no recurrir al encarcelamiento, la exclusión permanente o a la pena capital. 

Yo he aprendido que para conocer un fenómeno a profundidad, es necesario ir a la gestación y los orígenes de los factores de dicho fenómeno.

 Por eso, haber conocido a Boehm, me brindó la posibilidad de entender el valor de la vergüenza como medio de corte temporal que permite, si no es abusivo, la reflexión para meditar sobre mi falta y la posibilidad de regresar a mi comunidad arrepentido y contrito, con la finalidad de obtener el perdón, la reconciliación y el beneficio de la la confianza en posteriores interacciones.

EL PROBLEMA DE LA FRECUENCIA Y ABUSO DE DICHO MECANISMO

Retomo una idea genial de Martin Aparicio. Se refiere a la observación de la valoración de algo que hoy en día ya fue superado, pero que en su momento fue un gran avance cuando apareció en nuestra historia evolutiva como especie. 

Tal es el caso de la vergüenza, querido lector: Martín diría algo más o menos así:  

“Dios se levantó de su trono y comenzó a aplaudir cuando observó desde el cielo que el hombre había inventado el avergonzar a los demás como medio de regulación social hacia la cooperación”

Sin embargo, como he aprendido al estudiar la psicología y la biología evolutivas: “Toda gran aportación para el  avance en la humanidad, trae aparejado también un lado caótico y destructivo”.

Con la aparición de la vergüenza, el moderno Adán y la moderna Eva, obtuvieron un mecanismo  que, mal usado, les permitió hundir  la auto-estima y el auto-concepto de aquellos individuos que consideraron que no se apegaban a sus estándares y maneras egoístas y ventajosas de ver el mundo.

El lado obscuro de esta poderosa emoción pues, radica en una profecía terrible que se cumple cuando abusamos de la vergüenza para hacernos respetar:

“Un mecanismo tan poderoso como el avergonzar, debe ser usado en momentos cruciales en la educación de un ser humano, pero siempre en dosis bajas, de tal manera que sirva como correctivo y no como un ácido corrosivo que destruya la seguridad de las personas”

O a la manera del abuelo de Peter Parker quien le dijo al expirar “Hijo, un gran poder, implica una gran responsabilidad”.

power

LOS DOS MANERAS UNIVERSALES DE AVERGONZAR

La primera la he descrito arriba: alguien que ha transgredido un estándar, por ejemplo el que sea sorprendido mintiendo, se le excluye a través de mostrar un rostro de indignación y pesar.

Es el clásico movimiento de cabeza de un lado hacia otro con los ojos de decepción que dicen algo menos así “Qué vergüenza, nunca me imaginé que plagiaras tu tesis” “Qué vergüenza nunca imaginé que engañaras a tu marido”.

Si a una mujer que pertenecía a un grupo de Whats App de amigas, se le saca del grupo y se le deja de hablar un tiempo por haber tenido relaciones extra maritales, en un buen ejemplo de la aplicación de este mecanismo de decepción y exclusión que pone en riesgo la memebresia y el sentido de pertenecía a un grupo que antes disfrutábamos.

Sin embargo, los antiguos que inventaron el mecanismo de exclusión para recapacitar y aprender del error, jamás imaginarían que los modernos llegaran a excluir permanentemente a un integrante transgresor. 

Un joven cuya estirpe familiar son abogados famosos, decide estudiar filosofía. Su padre se muestra decepcionado y lo avergüenza al distanciarse de él, siendo que antes de decidirse por esta carrera, tenían una relación cercana.

Despise

Aquí entra la compleja subjetividad de la aplicación de una pseudo-justicia a través del avergonzamiento hacia su hijo “transgresor” que producirá estragos en su auto-estima y seguridad, porque ser excluido de su comunidad permanentemente a no ser que revire, , constituye uno de los errores de vida más grandes que un padre pueda cometer al abusar del mecanismo de exlusión llamado vergüenza.

En este ejemplo, la aplicación de la vergüenza no es para producir un acto de cooperación comunitaria, sino un abuso del padre por considerar transgresor a un hijo que no ama el estudio de las leyes, sino el reflexionar sobre la existencia.

Quizá ahora entiendas como este mecanismo inmejorable para ciertos casos, se transforma en un azote para otros. Sin ir más lejos, me viene a la mente el caso del personaje que representa Robert Sean Leonard en la Sociedad de Poetas Muertos en donde un joven se suicida como consecuencia de la decepción y negativa del padre al descubrir que su hijo pensaba convertirse en actor y no en banquero como era la tradición de esa familia venida a menos.

poets

Si observan las expresiones de desdén, desprecio, reprobación del personaje brillantemente representado por Kurtwood Smith, el padre de Neil en el filme, habrán obtenido una clase maestra acerca del cómo se avergüenza sistemática y letalmente a un joven que empieza a aspirar a llevar a cabo sus sueños vocacionales.

Mr-Perry-f

La segunda manera de sentir vergüenza se produce cuando nadie nos ha avergonzado, pero lo hacemos nosotros mismos al medirnos con el estándar ideal.

Por ejemplo cuando me siento reducido frente a mis primos que fueron a Harvard a estudiar su maestría. O cuando me siento inferior cuando estoy con varones que me sacan 10 centímetros o que hablan el inglés con fluidez.

De esta forma de sentir vergüenza aunque los demás ni se enteran, hablaré posteriormente. 

Ahora me enfoco en el primer caso que se produce cuando alguien te critica con desdén y desprecio por considerar que no cooperas con sus expectativas.

EL USO DEL MECANISMO VERGONZANTE  EN LAS PAREJAS MODERNAS

Soy un estudioso de las interacciones no detectadas de vergüenza en la parejas modernas. Sin mi conocimiento de la psicología de la vergüenza, me sería imposible ayudarlas, porque la ferocidad de los ataques que se produce en dos seres que se aman, solamente puede ser explicado a la luz de los efectos devastadores que produce la aplicación de la vergüenza en dosis elevadas entre  ambos. 

Mucha de la gente que ha trabajado conmigo y se ha beneficiado del conocimiento de los efectos tóxicos que produce la vergüenza me han comentado:

 “Como no te conocí cuando aún era tiempo de salvar mi relación de pareja, pero se me pasó la mano con este mecanismo infernal y ahora ella no quiere saber nada de mi”

lovi.jpg

¿Cuales son los conceptos en los que tienes etiquetada a tu pareja hoy en día?

¿Qué piensas de ella o él? ¿Lo admiras y hablas bien de él con tus amigas o tu madre?

¿O es un dolor de muelas y cada vez que puedes la criticas por su manera de pensar o hablar? ¿Te das cuenta a qué me refiero?

Recuerdo hace tiempo a una consultante que se quejaba de su pareja al decirme francamente: “No coopera”. Sin embargo, lo que ella consideraba cooperación, no era determinado por una “conciencia despierta”, sino que su tendencia a la perfección y a expectativas elevadas, la conducían a avergonzar a su pareja cada vez que su petición se transformaba en reclamo iracundo.

Su pareja en este caso trataba de complacerla pero a medias, pues en muchas ocasiones tenía olvidos de cosas simples, o bien cometía transgresiones que obviamente tendrían consecuencias terribles cuando su pareja las detectara ¿Por qué lo hacía? ¿Por qué finalmente el avergonzado le da pie al avergonzador al efectivamente no cooperar?

EL EFECTO DE REBELDÍA CUANDO TE AVERGÜENZAN SISTEMÁTICAMENTE

La gente no coopera cuando la avergüenzas querido lector. Por más que te complazcan por miedo, en realidad con el tiempo será rebelde y te cobrará todo ese daño (que por cierto quien avergüenza no lo percibe como daño, sino que se justifica al pensar que tiene la razón) de maneras sutiles y sofisticadas.

rebel

Se convertirá si lo avergüenzas frecuentemente en: “Un Rebelde sin Causa”.

Efectivamente, se cumplirá la profecía de quien se supone tiene el poder de avergonzar: que el otro, a pesar de los regaños y manipulaciones,  no cooperará pese a las medidas de hacerlo sentir mal para que recapacite. 

A la larga, el mecanismo no sólo no servirá, sino que se habrá instaurado como un hábito infernal cada vez que te dirijas a tu pareja.

¿Porqué entonces el mecanismo que les sirvió a los antiguos no les sirve a los modernos?

el_rompecabezas

Por las siguientes razones: 1.- Porque usan dosis demasiado elevadas de vergüenza, produciendo el fenómeno de la humillación, que no es otra cosa que la vergüenza en grandes proporciones o magnificada (término técnico). 2.- Porque abusan de este mecanismo al usarlo a diestra y siniestra. 3.- Porque sus reclamos son en muchas ocasiones inalcanzables para sus parejas aunque para ellos le sea fácil hacerlos. 4.- Porque no tiene paciencia para que la pareja llegue paulatinamente al estándar requerido. 5.- Porque el problema principal es que justifican su manera avergonzante de exigir las cosas.

Como puedes observar querida lectora, el caos, producto del rencor y resentimiento de ser expuesto dolorosamente como alguien defectuoso y tarado, produce que a la larga, la persona no solo no coopere, sine que al contrario, como Espartaco, tome Roma y la destruya. 

Es decir, rompa con la comunidad que es la pareja o la familia, a través de poner en riesgo el éxito de los proyectos que su pareja cuida con esmero.

Lo he visto muchas veces: uno exige aplicando el mecanismo de vergüenza, mientras el otro hace lo contrario o lo hace mediocremente, produciendo una gran impotencia en quien hace los pedidos.

TRABAJEMOS NUESTRO ACEPTACIÓN DE NUESTROS MODOS VERGONZANTES

El problema de que Dios aplaudió a los hombres cuando inventaron la vergüenza, es que ahora al haber abusado del logro, es muy probable que Dios lo lamente al vernos usarla en su lado obscuro ,que es el humillar y despreciar a otro ser humano, aunque la meta sea que coopere.

En la lengua inglesa hay un refrán que dice “Rocas y palos podrán romper mis huesos, pero las palabras jamás harán eso”.

La verdad, es que eso es mentira. Al ser seres psicológicos, las palabras encierran significados que pueden provocar que un adolescente despreciado y excluido se suicide.

 Yo sé que tenemos que fortalecernos  para generar límites internos. Sin embargo, cuando llegamos a un buen tratamiento psicológico en muchas ocasiones has pasado más de 40 años desayunando vergüenza y comiendo humillación. 

DIO.jpg

Los daños, para el alma humana son incalculables y a veces irreversibles. Por eso no sólo debemos tratar la vergüenza que cargamos consigo, sino dejar de producirla contra los seres que amamos o nos interesan como es el caso de un ex-marido cuyo interés, te guste o no, es el bienestar del hijo que procrearon cuando se amaban.

Lo que produce el daño en el corazón del niño no es la separación de sus padres (eso es aceptable si amorosamente le explican las cosas a su nivel y le aseguran que no los perderá como padres), sino el desdén y el fastidio con el que se tratan cuando el niño los ve hablar por teléfono y seguir discutiendo por la pensión o los horarios.

Sólo si llegamos a reconocer que la violencia que habita en nosotros producto de nuestros resentimientos, es un factor contrubuyente al caos en que vivo,seré capaz de ser parte de la solución y no del problema. 

A ambos nos urge regresar a casa. Es decir al espacio intangible de plenitud y armonia que sólo se logra cuando estamos conectados verdaderamente. Pero no lo olvides: en el pedir está el dar. Si averguenzas a tu pareja…. bueno mejor ya ni te digo.

JON

Ejemplos Sanador. Necesitamos prevenir: Mi hijo me pidió en secundaria que le dejara de decir apodos. Mi mujer me pidió que no me uniera con sus hermanos en las bromas sobre su cuerpo. Mi otro hijo me pidió que confiara en él en lo que respecta a su desempeño escolar.

En las tres peticiones anteriores, la voz de la vergüenza me justificaba y me alentaba a seguir con mis estrategias avergonzantes, porque según yo, tenia larazón. 

Pero el contactar verdaderamente con el amor y el interés que tengo de compartir la vida con ellos en armonía, me llevó a reconocer que sus pedidos tenian corazon. Por eso aprendí a combatir y vencer a la voz de mi vergüenza interior.

Todo lo que vale la pena no es gratuito y requiere esfuerzo. La armonía que reina en mi hogar depende, como líder que soy, de mis meditaciones sobre lo que significa realmente el respeto a esos seres que también al igual que yo llevan heridas a cuestas y puntos vulnerables que tienen que ver con su biografía. 

Yo me di cuenta que puedo ser un factor de cambio y desarrollo de sus proyectos, o, a la manera cristiana, “una piedra de tropiezo”.

Y tú amable lectora ¿Qué eliges ser y qué eliges dejar de hacer?

EL SANADOR DE PAREJAS

Contacta a Guillermo y sana tu vergüenza acumulada al 55 1817 6337.

LA EMOCIÓN MAESTRA

A la vergüenza que  dejamos pasar, es decir a la vergüenza que se va acumulando, se le llama,  la emoción maestra de acuerdo al genial Silvan Tomkins, porque sin percibirlo querido lector, dicha emoción se va apoderando poco a poco de las decisiones de tu vida. Decisiones y conductas que por cierto, son contrarias al desarrollo y la expansión de tu ser.

code

Cuando la vergüenza se apodera de nuestro ser, las personas pasamos una gran parte del día a la defensiva, precisamente defendiéndonos de lo que consideramos las  agresiones, faltas de consideración del otro y faltas de respeto.

Y digo  “consideramos”, porque aunque objetivamente el otro tiene lo suyo y efectivamente no es un dechado de virtudes, como veremos a continuación, tu historia de vergüenza no reconocida, te hace hiper sensible a cualquier acto en donde tu personaje interior (el que te protege de la vergüenza)  detecta algo que no corresponde a tu ideal.

Como verás, el fenómeno  es sutil, escurridizo y profundo porque la persona llena de vergüenza no lo sabe que lo está.Recuerda que “que la ha dejado pasar”.  

Cuando la descubrí en mí mismo y en los demás, me di cuenta que la única manera de salir del caos codependiente era comprender el fenómeno de la vergüenza que dejamos pasar (concepto innovador de la gran psicoanalista Ellen Block Lewis ) pues por fin encontraba los mecanismos de irritabilidad, insatisfacción y reactividad (reaccionar con ira ante la menos provocación), que tantos problemas me habían traído en mis relaciones-

La vergüenza que habita en nuestras mentes se almacena a través de imágenes o más bien escenas de fracaso en donde nuestro ser apareció disminuido o defectuoso. La vergüenza acumulada también llamada tóxica, coincide con la descripción de lo que Jung llama la Sombra y la formación de los “Complejos” es decir,  esas partes de nuestra personalidad (que Jung llamó sub-personalidades) que no queremos observar por vergüenza, pero que gobiernan las conductas inconscientes de la persona.

sombra

De tal manera que conscientemente quiero llevarme bien con mi pareja y verdaderamente me siento pésimo de perder los estribos con ella o él, pero cuando vuelve a tornarse indiferente o cuando rompe con algún acuerdo, materialmente “no puedo evitar írmele encima”. Es una parte de mí que está fuera de mi propio control consciente. Lo que yo no sabía, era que no quería ver mi Sombra porque estaba lleno de vergüenza. 

COMPRENDIENDO EL FENÓMENO  DE LA IRA

El enojo es una emoción sana, pero la ira (el enojo magnificado) es un desborde peligroso y devastador de ríos y ríos de energía vertidos contranosotros mismos o contra esa persona que decimos amar. Como afirmó Silvan Tomkins “La ira es la única emoción del espectro, que sólo ayuda a agravar los problemas y las situaciones entre los humanos”.

Ebrios de ira nos transformamos en personas violentas y peligrosas. Sea que lleguemos a tocar a nuestras parejas o hijos en ese estado, sea que sólo con la fuerza y la intención de las palabras lo hagamos, en cualquiera de los dos casos el daño para la relación es enorme. ¿Por que descargamos nuestra ira con esos seres?

Si todo lo que lees en este artículo lo olvidaras no tendría problema salvo lo que sigue: el soporte de la ira es la vergüenza.Sin vergüenza la ira no tiene sentido de ser.

Sin ella, el enojo se manifiesta como una energía creativa y necesaria para ser firmes y defender nuestros valores y principios humanos. En este sentido es inútil intentar reducir la ira, si ésta es simplemente un síntoma de una enfermedad que la produce. Es como tratar de quitar una fiebre cuando se trata de un síntoma de una enfermedad más profunda.

conflicto

Si quitamos la fiebre, la enfermedad avanzará. Lo mismo sucede con la fiebre de la ira. Mientras no abordemos la enfermedad (la vergüenza acumulada) la ira irá creciendo hasta que lleguemos a golpear a nuestras parejas.

De nada sirven las técnicas de respiración (quitar la fiebre), si so se enfrenta a esa vergüenza que dejamos pasar.

¿CÓMO FUNCIONA NUESTRA MENTE AL SENTIR VERGUENZA Y PORQUÉ MAGNIFICA EL ENOJO TRASFORMÁNDOLO EN IRA?

Esta sería pregunta de examen para mis alumnos del Taller de Intimidad. Espero que ya sepan la respuesta. Pero sé que muchos de ustedes están muy lejos de la Ciudad de México y para ustedes lo explico con una pasión enorme.

Cuando María se da cuenta que su pareja no la busca sexualmente, suceden varias cosas en su mente. Es importante como Ernest Becker nos enseñó, que imagines tu mente como un proyector de imágenes que corren a lo largo del día y cuyo espectador eres tú de la propia película de tu vida. Cuando dichas imágenes o escenas son de logro, satisfacción u orgullo, tu estado de ánimo estará estable y contento. 

Pero cuando en el carrete de la película de tu vida se suceden escenas de exclusión, comparación o rechazo, tu estado de ánimo decaerá evidentemente, generándote un tormento interior indecible, porque en la mente de María se suceden imágenes en donde se ve muy poco atractiva: imágenes en donde la celulitis que tiene se magnifica; imágenes en dónde su abdomen, que ya no es liso, le causan un pesar inmanejable. Quisiera desaparecer porque en todas esas imágenes que aparecen producto del rechazo de su pareja, María aparece disminuida y ahora las escenas de comparación de la secretaria y dos amigas de su pareja la atormentan doblemente. 

Sin embargo, Juan , su pareja, no percibe vergüenza, percibe una rabia en María que sale en forma de llanto como si fueran   navajas que cortan el ser de Juan al sugerir que anda con otras mujeres o bien que se ha vuelto homosexual. (imaginen por favor el cómo lo dice María realmente).

INFID

EL TORMENTO DE LA INFIDELIDAD

Cuando vamos al cine y vemos películas de infidelidad como la de Richard Gere  y sucede que estamos alejados de esa posibilidad, nuestra sensación será ambigua  pues esas escenas terribles de ese triángulo amoroso, activan en nosotros imágenes en donde nuestra pareja puede conocer a alguien tan endemoniadamente atractivo como Oliver Martínez (toco madera)y vivir una relación clandestina como la que tuvo Diane Lane. Las imágenes de disminución y sufrimiento provocan en nosotros no sólo la sensación inferioridad al inevitablemente compararnos con otros, sino también de incomodidad con mi pareja, pues querría preguntarle si ella se atrevería a ser infiel. Todas esas sensaciones las experimentamos sin ser muy conscientes de ello. La emoción que nos recorre mientras eso sucede querida lectora, se llama vergüenza. Cuando no hay sospechas, el susto pasa y la vergüenza desgraciadamente no desaparece sino que se almacena: la dejamos pasar, es decir no tuve la valentía de encarar a mi pareja y preguntarle si viviría un romance con un tipo muy atractivo.

unf

Sin embargo, si sucede que mi pareja coincide, después de ver dicha cinta juntos, que se esconde y es asidua a conversar en Messenger, o se ausenta por muchos espacios de tiempo aunque se encuentre en línea por Whats app, todo ello producirá cientos de imágenes en donde la película de Gere servirá como estímulo para que perdamos la cabeza y le reclamemos llenos de ira (la vergüenza la sostiene pero no la vemos). 

La vergüenza tiene que ver con las escenas de fracaso y posible ruptura en donde aparecerán escenas de engaño, burla, cinismo de parte de nuestras parejas.

Es muy importante que medites que tu pareja puede estar teniendo una relación extra-marital o no, pero el tormento de dichas imágenes en donde la ves o lo ves  encerrada/o en cierto cuarto de hotel, son insoportables.

Esas imagines provocan en quien las experimenta un fenómeno psicológico llamado indignación. La indignación es una mezcla de enojo y vergüenza porque desde nuestro punto de vista se está cometiendo una injusticia imperdonable. 

Aparece finalmente  la explosión.  La explosión de ira es una acumulación de escenas de vergüenza no habladas ni aclaradas con tu pareja. 

Te pido que no te centres en la justificación de dicha indignación que es muy comprensible que se produzca cuando la infidelidad es un hecho duro. No, en esta ocasión estoy trabajando en que puedas observar el fenómeno de tu mente que, con ciertos estímulos, activa una avalancha de imágenes que proyectan toda una película de principio a fin en donde te han visto la cara y en donde te han traicionado arteramente. 

ACLARACIÓN

La realidad es que es necesario confrontar las sospechas de engaño y expresar el sufrimiento de vernos disminuidos. Si lo hiciéramos al inicio de la detección de conductas de ocultamiento de nuestras parejas, pasarían dos cosas: no acumularía escenas de vergüenza al no dejarla pasar y segundo, podría contactar con el dolor y no con la ira, porque ahora sé que la ira sólo aparece cuando las escenas de vergüenza no se han procesado. 

Si has leido mi blog sobre los títulos de vergüenza sabrás ya que la vergüenza es una emoción que se parece a una descarga eléctrica que ataca los músculos de tu rostro y tu cuello.

yoes in

EL PROBLEMA DE LA MAGNIFICACIÓN DE LA VERGÜENZA 

Sabrás también que se activa cada vez que alguien te muestra como una persona que no es digna de amor, ni de respeto. Imagina mi propio concepto cuando descubro que mi pareja sostiene relaciones íntimas con otra persona.

El concepto del otro cuando nos muestra disminuidos a través del desdén, indiferencia o fastidio  produce en nosotros efectivamente una reducción de nuestro propio concepto que se traduce en la sensación de que una abeja nos ha picado en la cara. 

Sin embargo, el problema principal no es la forma en la que nuestras parejas yerran al no ser empáticos o compasivos en la manera de tratarnos, sino que en nuestra biografía psicológica, aunque no lo percibas queridas lectora, se encuentran archivadas miles de escenas de rechazo, exclusión, comparación negativa y desprecio, que serán las que magnifiquen la sensación abrasiva e insoportable de esa ocasión en la que tu pareja te hizo una cara de fastidio cuando le preguntaste el porqué no contestaba a tus mensajes.

Las escenas de las infidelidades de tu madre o de tu padre. El sufrimiento del deudor, el cinismo del infractor, se almacenan en una mente que empieza a asociar que la gente engaña y que no es digna de confianza; sino por el contrario, que hay que controlar, amenazar y celar porque sólo así nos respetará.

Si no entiendes el fenómeno de la magnificación de la vergüenza, es imposible que puedas darte cuenta de las reacciones de tu pareja o de las tuyas. Recuerda que la ira y la explosión son fenómenos de acumulación de heridas del pasado que tiene que ser confrontadas en terapia para procesarlas y recobrar la paz. Si la vergüenza no está acumulada, se trasforma en culpa sana y puede ser atendida.

ELEMENTOS ADIONALES DE LA COMPRENSIÓN DE NUESTRA MENTE

Ahora quizá comprendas que todas aquellas escenas acumuladas que conforman tu película, es el material de la vergüenza que has dejado pasar desde que tus padres en lugar de atender tus necesidades psicológicas como por ejemplo el enseñarte a saber perder o saber soltar, se dedicaban a pelear y avergonzarse uno al otro. es decir, tu historia de exclusión, rechazo y comparación negativa es la pasta que, cual leña seca, alimenta el fuego de la indignación y la ira.

chil

Pero seamos justos por un momento: elegimos a parejas extremadamente limitadas y a años luz de lo que es una persona normal, compasiva y detallista.

Nosotros elegimos casarnos o vivir con personas que ya eran muy egoístas o fríos, o demasiado intensas, o bien tenían adicciones mientras noviávamos y aún así negamos lo obvio: que al igual que nuestros padres ellos o ellas nos aplicarían la exclusión, la indiferencia y el constante sensación de fracaso que merodea toda relación que por más que empuje, exija y condicione, es imposible con el nivel psicológico tan bajo de mi pareja.

tox

Lo anterior lo digo con mucho pesar y tristeza, porque a ambos los veo sufrir sobremanera. Un personaje que se va creando al interior de nosotros ahora escribe y dirige nuestros libretos y en ellos nos convertimos en verdugos del otro al proyectar escenas en las que ahora sí; si el otro no nos otorga el respeto, nosotros se lo sacaremos de las entrañas.

Si el otro no me da el cariño o el erotimo que demando, entonces le gritaré y lloraré de rabia para producir que él se mueva y responda. Pero no sucederá. Lo he visto una y mil veces. No sucederá porque tu vergüenza magnificada te lleva a sentirte humillada y herida, pero no te das cuenta que al gritarle también tú lo humillas y lo desprecias.

Lo que podría ser una petición, se trasforma en un reclamo agresivo que irá escalando en la medida que la vida te muestre que él o ella no tendrán un gran cambio. Es más, los pequeños cambios que tiene, los verás como una manipulación y engaño.  Lo verás como chapuza y cinismo. Te frustras más aún pensando que su manipulación ha seducido al terapeuta y ahora los dos confabulan en tu contra.

LA DURA REALIDAD

Me dedico a ayudar a parejas porque la psicología sigue siendo para mí un fenómeno desafiante para mi entendimiento. Ayudar es un proceso complejo y cada que me siento a escribir, he descubierto una pequeña parte adicional de la solución. Estoy seguro que moriré investigando el cómo ayudarles a no vivir con vergüenza acumulada.

Estas lineas son para ti. Toda mi empatía, cariño y compasión vayan para ayudarte a parar la masacre que hace este personaje de ti y de tu pareja. 

Si me estás leyendo hasta aquí, sé que eres realmente tú: ese ser que desea seguir expandiéndose y aprender de la vida en su brevedad deliciosa.

pa

Por eso las escribo, porque sé que cuando eres tú realmente, cuando puedes reflexionar y meditar con mis observaciones, sé que la posibilidad de que te derrotes se acerca.

Es un diálogo entre tú y yo. en otro nivel de intimidad. Estoy seguro que me sientes que te hablo sólo a ti. Veme como un padre viejo, sabio y amoroso que cree en ti, aunque tu pareja y tu enemigo interior te digan lo contrario. Sé que amas la paz y la espiritualidad. No tendría esta labor si no confiara en tu esencia divina. Tienes que ser fuerte y enfrentar tu vergüenza, porque el potencial de plenitud que podrías tener con tu pareja es inimaginable.

Pero necesitas recordar que mientras no trabajes tus escenas de vergüenza  tu pareja sólo es un activador de las mismas en el presente y son las que  las que conforman al director herido y ofendo de tu película.

Por eso puedes mandar a tu pareja a volar y hablar pestes de él o de ella, pero la realidad que es que él o ella es  sólo una imagen virtual que te recuerda que mientras no proceses tus escenas de vergüenza de tu pasado, la siguiente pareja será lo mismo otra vez, sólo que con 10 años más encima de tu cansada espalda.

No es justo vivir así, llena o lleno de vergüenza. es como vivir en una guerra eterna en donde la vergüenza te recuerda que acompañada, te sientes sola. 

Sin embargo la solución es trabajar tus escenas de vergüenza y en convertirte en una persona pacífica y respetuosa independientemente que el otro siga evadiéndose o escondiéndose de ti.

EL VERDADERO DEAFIO

La única manera que tienes de sanar y permíteme ser categórico en esta ocasión porque en todos estos años no he encontrado otro camino de solución, es que dejes de seguir justificando tus conductas iracundas de reclamo.

La ira produce violencia, sea verbal o física. Mientras sigas justificando tu violencia al echarle la culpa a él o  ella de tus insatisfacciones, será imposible que algún día encuentres a alguien que te quiera y te valore, porque te tengo la mala noticia que ni siquiera tú misma te aceptas ni te gustas.

Y ello es así, porque el personaje justiciero que te habita, no te deja vivir en paz y quiere venganza. ese es precisamente el personaje a ser confrontado y no tu pareja o tu madre, o tu jefa.

La vergüenza como acertó a observar brillantemente Gershen Kaufman es el yo que juzga al yo. Es decir, eres tú misma quien te juzgas de manera implacable por seguir con alguien al que no puedes dejar, aunque te quejes amargamente de él o ella.

El problema es que eres despiadada contigo misma, contigo mismo, y es urgente que cambies de director de tu película, so pena de quedarte sola o solo  a la manera de Dostoyevski: humillada y ofendida.

Espero de todo corazón, por el cariño que te tengo y por la empatía de haberlo transitado antes que tú, que la próxima vez que te sientas frente a mí me digas: Sanador, estoy lista para trabajar la vergüenza que me domina,

Amén.

Contacta a Guillermo Flores al 55 1817 6337 y sana tu vergüenza.