LA HIJA PRODIGIOSA

He sido un admirador de Jesús  desde que lo conocí hace ya algunos años en una conferencia maravillosa sobre su vida y su obra con Martín Aparicio.

jesus

Existen algunos autores que se deslindan del fenómeno religioso y afirman que lo estudian desde la psicología de su pensamiento y su deslumbrante mente.

A mi me pasa con Jesús algo más allá de mi deseo por estudiarlo: mi relación con él es emocional. Me emociona su enseñanza. Por eso es mi guía espiritual. Es con quien converso y a quien  consulto.

Para mi, Jesús es mi padre amoroso. Es quien me consuela y me impulsa a amarme y amar  a mis semejantes, pero con un amor sabio, inspirado siempre en su dulzura y al mismo tiempo en su firmeza y potencia.

Intento cuando comparto su pensamiento, no centrarme jamás en la polémica del carácter mágico en relación a si fue humano o el hijo único de Dios.

Respeto profundamente las dos posturas, porque en ambas, aparece un faro de luz para todo aquel que desea ser espiritual en esta Tierra. Sus palabras son una referencia para hacer lo correcto, pero sobretodo, Jesús al ser el  maestro de la empatía y la compasión, nos enseña a amar de una forma sana en donde todos ganan.

Su pensamiento es antídoto contra la Codependencia. Por eso en estas fechas que recordamos su renacimiento, me ha parecido oportuno regalarte lo siguiente:

EL REGRESO DEL HIJO PRÓDIGO

prodigo

Como estudioso incansable de la Codependencia, y aprovechando la Pascua, me ha parecido conveniente darte una de las múltiples interpretaciones de la parábola de Cristo, “El Regreso del Hijo Pródigo”, como un obsequio para aquellas personas que estén trabajando el “Proceso del Perdón” Sólo que ahora los personajes, en mi versión, serán femeninos, con la intención de buscar la equidad poco a poco.

LOS HECHOS

La historia asombrosa la escenifican una madre llamada Mere  y sus dos hijas, quienes poseen y trabajan arduamente su hacienda. Un buen día Rossy, la pequeña de 16 años, decide dejar de pararse a las 5 de la mañana y recorrer el mundo.

Imagina que tu hija, querida lectora un buen día de esos dulces 16 te diga: “mamá o papá, me voy de casa a vivir mi vida. (Wendsdey morning at five o clock as the day beggins…..).

she

!Me imagino el escándalo que se produciría! Sin embargo, lo escandaloso escala cuando Rossy en la parábola pide por adelantado la parte de su hacienda que le correspondería (o herencia por adelantado), para tener recursos mientras “living la vida loca”.

Bueno, imaginen a la mamá de una Rossy mexicana de nuestros días. Por otro lado existe la hermana mayor, Eli, quien demuestra cada día que es la digna primogénita de esa casa, al cruzar los veinte sin otra aspiración que trabajar y demostrarle a su madre que ella sí hace lo correcto y es responsable.

Pero el maestro de maestros nos tiene reservado siempre que nos acercamos a él, una sorpresa en todo aquello  que predica. Cuantos todos creemos que nos contará el cómo su madre golpeó a Rossy y el cómo Eli le ayudó a amarrarla a la cama para que no se escapara, Jesus nos relata que Mere sin emitir juicio alguno le proporcionó los recursos que le correspondían a Rossy para que emprendiera su camino de experimentación ante la mirada atónita de Eli.

rossy

Nuestra heroina efectivamente como lo sugiere divertidamente Ricardo Peter en “Ética para Errantes”, no utilizó sus recursos para pagar su universidad.

No, ella quería sentir y experimentar. Quería sentirse libre y dueña de su destino y sus decisiones.

Al vivir la vida loca y sensorial, Rossy conoció de todo y se fue corrompiendo en la medida que se entregó al Dios Dionisio. No sólo despilfarró su hacienda, sino que tuvo que trabajar en los empleos más abyectos que ustedes puedan imaginar.

Un día cansada y humillada, Rossy acarició la idea de regresar a la casa de su madre. La necesitaba. Necesitaba un espacio donde pertenecer de nuevo, un lugar en donde hubiera sentido el calor del hogar, que es el calor que produce la alegría de tener un lugar y un cariño simplemente por el hecho de haber compartido  con los integrantes de casa.

suf

Pero Rossy abandonó inmediatamente la idea, al sentir una enorme vergüenza por haber defraudado a su madre quien siempre la había apoyado.

Algunas veces en esas noches duras, Rossy había imaginado que regresaría a su casa materna con mucho dinero y con el asombro del pueblo entero.

Pero la realidad era que Rossy había pecado, es decir “se había equivocado” y ahora era demasiada su vergüenza al imaginar ver a su madre a la cara, con semejante fracaso a cuestas.

Sin embargo un buen día, se armó de valor y emprendió el regreso a casa, pese al temor enorme de ser rechaza y humillada.

LA HIJA PRODIGIO

Ricardo Peter es un genio. Toda su obra, ha girado en torno a esta parábola y ha buceado nada menos y nada más que en las aguas profundas de nuestra esencia humana. Los 3 personajes de la parábola en realidad son 3 arquetipos que pueblan nuestra mente y de su activación consciente depende nuestra salvación.

Peter nos hace reflexionar lo que significa “pródiga”. Pródiga viene de prodigio. “Esta niña es un prodigio decimos”, es decir es alguien maravillosa, alguien llena de talentos.

Así cuando tu hija baila, o toca el piano brillantemente decimos “Esta niña es un prodigio! Pero ¿Qué tipo de prodigio, de talento de destreza pudiera tener una joven de 16 años que probablemente se drogó y prostituyó?

etica

La historia continua cuando Rossy esta acercándose a la casa materna con la cara cubierta por la vergüenza y avanzando penosamente.

Cuando todos los oyentes de Jesús esperaban que no se le abriría la puerta de casa a una pecadora compulsiva, nuestro maestro nos vuelca el corazón primero de asombro y luego de desconcierto, cuando nos enteramos que Mere, su madre ha salido y se ha anticipado a su llegada.

Ha corrido para abrazarla y consolarla mientras Rossy prorrumpe en llanto y se aferra a sus brazos amorosos y de esta manera, diluye la vergüenza de su hija que  sale por los poros.

¿De qué clase de madre se trata? ¿Qué no debería hacer justicia? ¿Por que no puede ser una madre normal? ¿Por qué no le espeta en la cara de Rossy: !Te lo dije! !Que regresarías derrotada y jodida! ¿Qué nos está queriendo decir el maestro del amor?

EL MAESTRO DEL AMOR ADULTO

La madre no sólo la abraza, también la ve con unos ojos de compasión y ternura. Para entonces la gente que esperaba otro tipo de espectáculo y los empleados de Mere contemplan la escena, vuelven a escuchar algo que parecía imposible de sus labios : les pide que la traten como a una reina al pedirle a sus empleadas que atiendan a su prodigiosa hija; que la bañen, la perfumen y vistan como se merece, porque Mere piensa hacer una fiesta de celebración ya que su “hija prodigio ha vuelto a casa”.

madre

Hay un acto final en esta escena del reencuentro en donde Mere, saca de su bolsillo el anillo que representa la estirpe familiar y que Rossy abandonó cuando dejó la casa, para restituírselo como un acto simbólico de aceptación incondicional para su hija.

Es el símbolo del orgullo y la pertenencia. Representa la alegría de que ese miembro pertenece y enriquece a los cientos de familiares que les precedieron.

Al devolvérselo inmediatamente, Mere le está diciendo. “No sientas más vergüenza hija, porque perteneces. Es más, siempre has pertenecido porque nunca me he avergonzado de tí”.”Mi amor por ti es incondicional y me alegra no sólo que hayas vuelto, sino que hayas aprendido a vivir. Estoy orgullosa de ti, cariño”

LA POSTURA DE ELI, LA HERMANA QUE INTENTÓ SER PRODIGIO Y FRACASÓ

Jesús nos tiene reservada más enseñanzas, más riquezas. Peter ha observado para la gloria de los estudiosos de Jesús, que el maestro en todas sus parábolas arremete contra los soberbios y los doble cara.

herma

Son su blanco favorito. Al hacerlo, nos está todo el tiempo advirtiendo que la soberbia es el máximo pecado mortal (la muerte del alma) que un humano pueda cometer.

La soberbia limita y nos convierte en seres agresivos y sedientos de pseudo-justicia como veremos a continuación.

Me refiero a Eli, quien no se acercó a recibir a su hermana, a pesar de haberse enterado, sino siguió trabajando hasta completar con rigidez su horario que ella misma se había impuesto, a pesar de que la ocasión ameritaba parar pues su hermana estaba de regreso.

Sin embargo al regresar por la noche y observar a lo lejos el huateque, se llenó de odio y de rencor, pero ahora contra Mere, su madre.

Al llegar a la puerta de la hacienda y negarse a entrar a la fiesta, Eli refleja su psicología llena de indignación y rabia. ¿Qué hacer cuando un hijo nos reclama con furia lo que considera ha sido una injusticia?

Sin embargo Mere se acercó a la puerta y recibió la reprimenda de su hija con la misma amorosidad con la que recibió a su otra hija.

hija

Por los ojos de Eli salía fuego. El odio y la envidia (otro pecado capital por cierto) salían de sus ojos a borbotones:

“¿Por qué le has hecho una fiesta a Rossy y a mí no? ¿Por qué inclusive has mandado matar esos corderos para hacerlos en barbacoa y nunca has sacrificad uno de tus corderos para mí? ¿Por qué la recibes con bombos y platillos si ha avergonzado nuestro apellido?

En la especulación de Peter, en esa Joya llamada Ética para Errantes, nos dice que el hermano siempre estuvo al pendiente y constató la visita de el menor con las prostitutas.

Obvio que se trata de una represión mayúscula en aras de la vanidad de ser superior a su hermano en el área de la moral. Su dolor proviene de que su madre no le hace segunda para destruir a Rossy. De nada ha valido tanto sacrificio a Eli. En su colapso, los insultos aparecen.

En  mi propio relato puedo imaginar a Eli indignada diciéndole a Mere ¿cómo aceptas a esta ramera, y de pilón la tratas como a una princesa?

EL CIERRE DE LA MADRE

Mere responde a su hija con el mismo amor y simplicidad que tuvo hacia a su propia hija: “No he matado a un borrego en tu nombre porque nunca  me lo habías pedido”. Suficiente. Con una sólo oración, Mere la educa amorosamente.

Es como si le dijera “Eli, has estado tan concentrada en perseguir estos años a Rossy para demostrarme que hay una semilla de maldad en ella, que te has olvidado de tí misma y de quien eres. Agrgaría más bien: “te has olvidado de en quien podrías llegar a convertirte”.

ENSEÑANZAS

Llevo varios años estudiando la vergüenza y los efectos que produce en nosotros los humanos cuando se asienta en nuestro corazón.

jesus

Entre más la conozco más me maravillo de la comprensión que Jesús tenía sobre ella.

Era tal su conocimiento de la emoción que más nos empequeñece, cuando es usada por los demás cual dardos letales, que su palabra y sus acciones siempre estuvieron encaminados a enfrentarla y diluirla, para regresar a la persona su sentido de integridad y de dignidad ante nuestro hacer imperfecto y limitado.

La explicación de la parábola y la valía que tiene se centra en la actitud de la madre, quien todo el tiempo respeta las decisiones de sus hijos y permite que sea la hermosa vida, quienes las eduque, y no ella erigiéndose moralmente como alguien superior.

Cuando Rossy le pide su hacienda, Mere se la da, pues se da cuenta que de cualquier manera su hija se irá, pues su sed de experiencias y aventuras es incontenible y haberse opuesto habrá significado el pandemónium en casa.

En segundo lugar, el amor que le prodiga a su pequeña a su regreso es la clave de su inteligencia como madre amorosa y sabia, porque sabe que Rossy ha aprendido a valorar la vida y a cuidarla por sí misma.

Jesus-el-maestro

Al regresar es un prodigio, porque ha comprendido por sí misma, en la experiencia y no a través de un sermón, que en la vida debemos aprender a volvernos responsables de nuestras acciones y hacer frente a las consecuencias de nuestros actos, porque esta es la esencia de la adultez.

Es decir, Rossy se fue en la adolescencia y regresa como una adulta psicológicamente. Ahora se ha equilibrado y ha comprendido el cómo se vive con responsabilidad.  Por eso la medre celebra y hace una fiesta.

A diferencia de Eli, quien no ha vivido realmente, sino en el “deber ser” que es la doctrina de la   falsa superioridad que nos sirve para ocultar el miedo a vivir. Ese miedo de quien ha “visto los toros desde la barrera”, pero que jamás se ha arriesgado a torear por miedo al fracaso, al rechazo, o al ridículo. Entiendo perfectamente a Eli: Fui codependiente.

DENTRO DE TU MENTE,  AMABLE LECTOR

Al interior de tu mente, como en la mía, habitan los 3 personajes de dicha parábola. Esta observación también es del genial Ricardo Peter.

Tu deseo de vivir y arriesgarte (Rossy), tu deseo de ser conservador y no arriesgarte, sino criticar a los que se arriesgan (Eli) y la madre amorosa o padre amoroso (Mere). quien ha vivido lo suficiente, fue a grupo de Coda y ahora su amor es incondicional y sabio.

madre

En todos nosotros, a veces quien domina es Eli mientras  la madre amorosa y sabia está secuestrada.

Cuando esto sucede, Eli ataca a Rossy sin piedad dentro de ti y te avergüenza por haberte arriesgado y desde su punto de vista, por haber hecho el ridículo, o por haber perdido los mejores años de tu vida.

Por ejemplo, Eli te ataca por haberte casado con un alcohólico, o por no tener pareja, o por andar con alguien que no te gusta.

Recuerdo a una consultante que no se perdonaba no sólo por haberse casado con un alcoholico quien no se quería atender, sino por haber procreado un hijo con él.

!Ay que duros somos a veces con nosotros mismos! Eli, la hermana mayor, la hermana soberbia, se le olvida que nuestra parte exploratoria (Rossy) muchas veces no tiene el conocimiento de la vida para no cometer dichos errores. Por otro lado la conciencia se va construyendo con los errores. Nadie nace sabiendo. El maestro no nos cuenta la historia de Mere. Pero seguro que antes fue soberbia e insegura, controlador y chantajista. Vaya, codependiente.

Pero se superó. Mere no era una madre sabia. Luchó por serlo. Y ese el uno de los grandes mensajes de Jesús: Que podemos despertar y corregir nuestros errores, que podemos superarnos. Rossy lo hizo también. Eli está en una espiral descendente, pero puede despertar.

Recuerda que  vivimos en una dimensión en donde errar, es nuestra naturaleza. Pecar, nuestro destino. Equivocarnos, nuestra esencia. Corregir, nuestra oportunidad.

“Que arroje la primera piedra quien está libre de culpas”, dice nuestro maestro.

La madre amorosa y sabia sin embargo, está dentro de ti, deseosa de abrazar y celebrar los maravillosos intentos de su hija pequeña por ser feliz y por aprender a vivir con dignidad en esta dimensión terrestre.

Felices Pascuas

El Sanador de Parejas

Toma terapia con Guillermo Sanador en la Ciudad de México o por Skype.

YO SOY EL BUENO, NENA

Ahora me dispongo a hacer una relación entre lo descubierto por Darwin, en su desconocido libro “El Descenso del Hombre” y una maravillosa canción de Leonard Cohen llamada “Yo Soy tu Hombre” y que voy a adaptar para que los varones tengamos una referencia, un faro de luz, acerca del cómo se trata a una mujer en esta Tierra

cohen

LO QUE DARWIN NOS ENSEÑÓ

Darwin nos enseñó que en todas las especies de animales que observó, incluyendo la nuestra, es el macho quien se promociona y muestra sus cualidades, mientras las hembras eligen a los mejores de ellos. El hombre jamás elige. El propone, la mujer dispone. Es más, varios de ellos muestran sus cualidades y todos ellos exagerarán su seguridad, su fortuna, hasta su altura, pero al final, sólo uno de ellos será elegido por la maravillosa mujer. Ser elegido pues por la mujer, es una de las bendiciones y de las delicias más sublimes que un varón puede experimentar.

Sin embargo, los varones tenemos que esforzarnos por ser atractivos. La competencia por las mujeres, es un mecanismo que Darwin descubrió y que nos permite siempre tener proyectos de mejoramiento.

charles-darwin-n-r-ibackgroundz-com

En su clásico ejemplo del Pavo real, el macho es el que desarrolla y despliega frente a ellas, su maravilloso, atractivo y sexy plumaje. Darwin además descubrió algo que me conmueve:

Que el macho al mostrar su plumaje en todo su esplendor y “emitir sonidos de amor”, se pone en elevado riesgo de ser devorado. Sin embargo, si sobrevive, una hermosa Pava real estará enteramente dispuesta a copular con él. No sólo por ser el de plumaje más bello, sino por ser también el más osado.

PAVO

Nosotros somos igualitos. Los varones competimos con  los demás para ser elegidos por las mujeres más bonitas en nuestro campo de relaciones.

Vamos al gimnasio, tomamos clases de baile, nos endeudamos con un carro, aprendemos francés, y a veces competimos con otros varones de maneras desleales.  Recuerdo que a mi mujer su instructor de manejo le espetó después de su primera clase:

“¿Te pega tu marido?

Obviamente si por azar acertaba (muchos maridos le pegan a sus esposas, pero en este caso no se imaginaba que su marido era el mismísimo Sanador de Parejas) él le ofrecería una ventaja competitiva: “Él sería su protector”. Por eso, por esa competencia feroz, el mejor antídoto para la infidelidad es sin duda “mejorar continuamente para conservar a nuestras parejas”

Por otro lado la mujer al elegir a los mejores, ella misma se supera y se genera evolutivamente una espiral exitosa de mejoramiento continuo. Porque querido lector, tiene su mérito llegar a conquistar, pero la pareja que es capaz de amarse uno al otro a lo largo del tiempo, es una muestra contundente de nuestra inteligencia humana y de nuestra capacidad para mantener emocionante nuestro vínculo con ella o con él.

love

Todo ello es sano y hermoso, porque así son las cosas en esta Tierra.

LA ESPECIE QUE DISTORSIONA LO NATURAL

Sin embargo, desgraciadamente, somos la única especie que distorsionamos lo natural y lo bello. Esa distorsión se llama Codependencia y produce deformaciones como la siguiente:

  1. Un varón en lugar de esforzarse por tener recursos para compartir con su mujer, no trabaja ni desea hacerlo. Amén de que ella lo mantiene y le da para comprar sus videojuegos.
  2. Un varón no apoya a su pareja cuando ella más lo necesita. Por ejemplo, se niega a acompañarla al ginecólogo, siendo que ella se torna muy vulnerable durante sus revisiones.
  3. Un varón dice quererla, pero se muestra más emocionado hablando con otras mujeres y jamás la hace sentir especial, sino al contrario, desplazada y excluida.

Es por esta razón, debido a la confusión tan espantosa que ha producido la Codependencia en la psique de los humanos que la padecen, que me ha parecido vital proporcionar un modelo  alineado a lo que por millones de años fue lo correcto.

Varones anoten; mujeres no pidan menos.

I´M YOUR MAN

Algunos varones me preguntan ¿Cómo le hago para que mi pareja me crea que sí la quiero? ¿Cómo demostrarle que en verdad he cambiado? ¿ Qué tengo que hacer para reconquistar a una mujer que he lastimado por mucho tiempo? ¿Cómo le hago para no recorrer el espantoso Triángulo de la Code? ¿Cómo le hago para dejar de ser la víctima?

CHRIST

En este sentido he encontrado una prescripción profunda y hermosa para  que una mujer llegue a  perdonarte , te ame y sobre todo que lo siga haciendo a través del tiempo.

Para mí es mi código ético con el que he aprendido a tratar a mi mujer y, créanme !Esto Funciona! ¿Están lisos queridos lectores?

Bien, por paradójico que parezca, la receta proviene de un poeta y no de un científico social. Y otra vez, es la visión y la experiencia de Leonard Cohen.  Ahora corresponde a su composición I’m your Man, del álbum de 1990 del mismo nombre. Voy a traducir y adaptar la letra al español. Si te interesa la letra y la melodía, es muy sencillo encontrarla en YOUTUBE.

NO LO DUDES NENA, YO SOY EL BUENO

Cohen comienza sin tapujos a ofrecer lo mejor de sí, aceptando que existe una competencia feroz de otros varones también atractivos. Esa mujer a la que le ofrece su “plumaje” y sus “cantos más profundos y sentidos”, es única e irrepetible.

Sin embargo otros también lo notan, lo saben, lo perciben porque ella convive con otros hombres que también la halagan, la invitan a cenar, se pelean por ella, tratando de mostrar su fuerza para que ella note quien es el bueno, quien verdaderamente la podría proteger. Comienza mi traducción de la versión en inglés del poeta.

compe

YO SOY EL BUENO, NENA

Si lo que necesitas es un amante

Heme aqui nena para complacerte.

Pero si lo que necesitas es, otro tipo de amor… mmm

!Estaré dispuesto a ponerme diferentes máscaras!

para complacerte nena.

 

Ahora bien cariño, si lo que necesitas es un amigo,

ven nena, toma mi mano.

estoy dispuesto a escucharte sin juzgarte.

 

Pero si lo que necesitas es   sacar tu frustración e ira,

no busques más cielo, yo seré un “punching bag” para ti.

 

Y quiero que no lo dudes nena, de todos ellos…..!Yo soy el bueno!

Porque si requieres de un boxeador para defenderte

seré el primero cariño en subir al ring para ti y defenderte.

 

Pero si acaso necesitaras  un médico

seré el primero en examinar cada palmo de tu cuerpo, extasiado y contrito cariño mío.

Y si por casualidad llegaras a necesitar de un chofer nena,

cuentas con mi carro ya que yo seré tu taxista.

O si sólo  se trata de  un  paseo,

Sabes bien que puedes contar conmigo baby

porque quiero que no lo dudes nunca  nena , de entre todos ellos, !Yo soy el bueno!

 

LA REPARACIÓN DEL DAÑO A LA MUJER

La siguiente parte de la canción es la más compleja por las metáforas que maneja Leonard Cohen y me dispongo a resumirte su pensamiento.

En ella el poeta nos cuenta que desgraciadamente él, como todos los varones codependientes nos dejamos influir por nuestra cultura machista  en donde todo hombre que se entrega es considerado como inferior o débil.

man

De tal manera que de niños maravillosos, presionados por los valores que defienden al Sistema de Dominación del Hombre Blanco (como brillantemente lo denunció la magistral escritora Anne Wilson Shaeff), nos convertimos en varones inseguros y controladores cuando hemos logrado conquistar a una mujer que ansiosamente deseamos poseer como parte de “nuestros bienes”.

Y la mejor manera de protegernos y no mostrar nuestra vergonzoza inseguridad , es atacarlas y aparentar que no nos interesan.

O bien sólo verlas como objetos sexuales, pues no nos duele desechar objetos.

Sin embargo, y a pesar de la cultura misógina que adquirimos, un buen día nos damos cuenta que hemos dejado pasar al amor de nuestra vida y que hemos sido unos verdaderos patanes con ella.

Y aquí es donde entra la magia de Cohen: 

Sostiene en sus metáforas que una mujer no volverá a confiar jamás en un hombre que arrepentido, no se entregue verdadera y profundamente  a reparar el daño y no se postre a sus pies. No están para saberlo…pero con esta prescripción amorosa recuperé a la mía.

COLas acciones tímidas o más bien timoratas generan más desconfianza y más ansiedad en el corazón herido de la mujer.

Si no hay una entrega con uñas y dientes, si no hay un pacto de sangre contigo mismo por reparar y enriquecer a una mujer herida, como dice Cohen es imposible reconquistarla.

Muchos varones emprenden la Cruzada por recuperarlas, pero en cuanto aparece el primer obstáculo 8a veces es un nuevo novio que ya sale con ella), abandonan la empresa.

No comprenden que los cruzados no iban tras algo material. Iban por demostrar que su lucha era algo espiritual y que iba más allá de la lógica cartesiana. Lo mismo  es lo que aliento en los hombres que acompaño en dichas  cruzadas: los motivo para que no se venzan ante las primeras frustraciones, porque la Tierra Prometida, es un vergel de éxtasis y felicidad.

En este sentido es sano que el hombre arrepentido sea paciente, disciplinado, amoroso, el más comprensivo, porque no debe olvidar que otros hombres aspiran a ser elegidos en este descuido absurdo de quien !ya la había conquistado años atrás!

Es decir el hombre ahora necesita dar el 120 % porque el 100, era válido cuando la conquistó por primera vez. Pero ahora ella ya no confía en él. Ahora está herida de muerte y su corazón está resquebrajado. El hombre cruzado, el que intenta recuperarla necesita un milagro y una constancia absoluta. Pocos lo logran. Pocos las aman en verdad.

EL DISTORSIÓN CODEPENDIENTE EN LA MUJER

Aclaro que una cosa es que el hombre comience una serie de pruebas para a través de la constancia amorosa, vuelva a conquistar el corazón herido de su mujer, y otra cosa es muy distinta, la mujer rescatadora codependiente que, ahora que el juego de poder se torna en su favor, utiliza toda la fuerza de su rencor para destruirlo.

Hay que hacer la distinción y pedir ayuda en caso de que no halles qué hacer con tu resentimiento.  Es aquí en donde mis artículos sobre el Triángulo de la Codependencia adquieren relevancia para tu proceso de recuperación.

CIERRE DE LA PRESCRIPCIÓN PARA EL VARÓN ARREPENTIDO

Cohen continúa educándonos, orientándonos acerca de lo que es la verdadera entrega, cual juglar medieval:

Y si necesitas dormirte un rato,

yo seguiré manejando

mientras descansas mi amor.

 

Pero si acaso  llegaras  a necesitar  trabajar sola en la calle,

yo desapareceré para ti baby.

 

O si necesitas una figura paterna para tu hijo

cuenta conmigo, seré el más amoroso papá para él o ella.

 

O si lo quieres simplemente es que te acompañe

a caminar por la arena

No lo dudes nena, yo soy el indicado de entre todos ellos.

 

Esta última parte me conmueve y me educa, porque la entrega que sugiere Cohen va hacia los límites de las verdaderas pruebas de amor, sobretodo cuando ya no somos unos chicos, sino hombres maduros.

¿Realmente somos capaces de apoyar a nuestras mujeres en cualquier circunstancia en la que se encuentren aunque ella se dedique a la prostitución, o bien  ella sea  madre soltera y necesite una figura paterna para su hijo?

madre

Por favor, cachen el mensaje del poeta: el de entregarte verdaderamente a una mujer incondicionalmente y sin sin juzgarla.

La entrega implica disponibilidad y no hombres emocionalmente inaccesibles o aquellos que están en línea en el tormentoso whats app, pero que no contestan a pesar de los mensajes de sus mujeres.

Implica también capacidad de respuesta y anticipación para que ellas no nos tengan que decir qué necesitan o requieren, y finalmente implica un involucramiento profundo, no sólo para que no sufra, sino para hacerla sentir una reina, tratada por el más humilde de sus súbditos. Esta es la esencia del “Amor Romántico”.

LA CODEPENDENCIA ES UN INVENTO DEL HOMBRE PARA DOMINAR A LA MUJER

Durante millones de años, los hombres honramos la belleza y sobretodo la sabiduría de vida de la mujer. Nos maravilló su capacidad de entender profundamente la existencia, incluida la vida, pero también la muerte. No sólo nos fascinó con sus curvas y sensualidad, sino su consejo fue vital para que nosotros tomaramos las mejores  decisiones  ante nuestro poco control de impulsos y nuestra falta de sentido común para florecer en la vida social.

women

Sin embargo la Codependencia o Misoginia que es lo mismo, provocó la triste historia de patear lo que realmente es sagrado en nuestras cortas y a veces patéticas vidas como varones inseguros y adictamente controladores.

Los antiguos se sorprenderían que Cohen tenga que educarnos en la actualidad  y  se preguntarían después de maravillarse al escuchar “I’m your man”:

¿Y de qué otra forma esperarían que una mujer te diera “sus cositas” y su consejo pedazo de soquete, y no al vecino? ¿Por qué haces todo lo posible por alejar a quien amas? ¿Qué acaso el mundo se volvió al revés?

El Amor para nosotros los hombres se manifiesta a través de  nuestra  constancia en el tiempo, al demostrar cada día que es un privilegio contar con su amor y fidelidad.

Sin embargo, la fidelidad de la mujer tiene que ser ganada y no regalada por nosotros, so pena que dejemos de luchar por ustedes queridas mujeres. Lo gratuito apesta. Lo que no se obtiene con esfuerzo no nos sabe ni llegamos a valorarlo. Por eso nunca, nunca, le hagan el trabajo al hombre, porque se los cobrará con creces querida mujer.

Por lo anterior varón que me lees, cada día es una oportunidad para mostrar nuestros detalles, cuidados, mimos, protección, liderazgo, paternidad, generosidad con ella y su familia de origen. Paciencia para consentirla durante su regla. Emoción, sorpresa, creatividad, asombro ante su milagro.

Si no eres capaz de proporcionarlo, no te preocupes, siempre habrá una lista de espera para hacerlo. Así ha sido, así es y así será querido.  Y !qué bueno que así sea!, de lo contrario cualquier hijo de vecino, tendría acceso a la magia, deleite y sabiduría que posee la mujer, la especie, según Leonard Shlain, más evolucionado de este planeta.

!Leonard Cohen, Leonard Shlain y Leonard Da Vinci, me quito el sombrero! !Gracias por ser mis maestros!

EL SANADOR DE PAREJAS

Toma terapia con el Sanador y trasforma tu vida. Contacta a Guillermo en el 55 1817 6337. O en el Messenger de Guillermo Flores Sanador en Facebook. Recuerda que si no vives en Ciudad de México, puedes tomar terapia por Skype con él.

LA ILUSIÓN DE RESCATADORA

Este tema del Triángulo de la Codependencia nos mueve a todos. Es tan rico y tan profundo, tan escandaloso y tan necesario llegar a comprenderlo querida lectora, querido lector, que la aportación de Karpman me parece que trasciende las fronteras de la psicología misma, inscribiéndose en el corazón de nuestra naturaleza humana, imperfecta y vulnerable al mismo tiempo.

Yo no dejo de maravillarme del cómo existen reglas y fuerzas  inconscientes que gobiernan nuestras relaciones.

ic

Mi maravilla viene del hecho de que dichas  leyes se pueden estudiar y trascender. Sin ello, estaríamos condenados a la esclavitud del alma; sin embargo, el sufrimiento de quienes recorren cotidianamente el Triángulo de la Codependencia, me parece que es uno de los fenómenos más tristes y sobrecogedores  que una pareja pueda experimentar, pues tiene la facultad de sacar lo peor que habita dentro de cada uno de nosotros como posibilidad.

Cuando las interacciones del Triángulo llevan ya tiempo y el nivel de agresión se ha incrementado, víctima puede agarrar a golpes a rescatador, desesperado ante el  reclamo iracundo e irónico y esa visita al pasado que no cesa y que pone a la víctima con los pelos de punta; o bien rescatadora se puede convertir en “una mujer asesina”.

Es decir, el homicidio y la muerte, en muchas ocasiones son los recursos inconscientes de los que se valen las personas que lo juegan en las ligas mayores, para terminar el enorme sufrimiento emocional, físico y psicológico al que se someten dos personas…..que alguna vez tuvieron un interés profundo por vincularse.

pa

NADIE MATA A QUIEN AMA CUANDO EMPIEZA EL TRIÁNGULO

La importancia de intervenir y detener el juego del Triángulo, es una responsabilidad ineludible, cuando por fin sabes de su existencia y de los mecanismos que lo conforman. Intervenir en este caso es detener la maquinaria psicológica del rescate (en el caso de los rescatadores o salvadores) y la victimización.

Sin embargo es vital que seas consciente, que  el Sistema Codependiente se defenderá como un perro rabioso entrenado para morder el cuello. Quizá sea a causa de dicha  ferocidad, que salir de él constituya un proyecto realmente difícil, complejo e intrincado. Quizá por eso también mucha gente que inicia el proceso de recuperación con el tiempo se desanime y se resigne a vivir agrediendo a quien ama.

Es muy difícil porque se trata de un sistema asentado en lo más profundo de nuestras conexiones neuronales. De hecho, la secuencia del problema al que nos enfrentamos muchos de nosotros es como sigue: Venimos de una educación tóxica (la locura en la que los padres hacen todo lo posible para volvernos víctimas o rescatadores) para el desarrollo de nuestra personalidad llamada Codependencia.

La Code a su vez se vale de una herramienta singular en donde la gente se victimiza mientras otros rescatan (Karpman lo descubrió y el movimiento de Codependencia lo profundizó); para al final acabar todos los integrantes, sea de la pareja o de la familia, bañados de vergüenza, que es sinónimo de dolor psicológico.

La urgencia de intervenir en ese sistema que el propio Karpman ha llamado “Triángulo Dramático”,es crucial. Me gustaría que una pareja llegara a mi consultorio y me dijera: “Ayúdanos a salir del Triángulo Guillermo”.

te

“MÁS QUE” VS. “MENOS QUE” A TRES CAIDAS SIN LÍMITE DE TIEMPO

La riqueza de mis investigaciones radica en mostrarte la complejidad de la enfermedad de una manera sencilla, de tal manera que al comprender, te liberes. Una de las formas que he encontrado más efectiva, es la asociación de diversas teorías y modelos que te permitan ver con más claridad la salida. Cuando se llegan a comprender las reglas de un juego, la persona es libre de elegir si lo quiere seguir jugando o no.

Es el caso del modelo de “Más que” y de “Menos que” de Pia Mellody. 

Pía ha visto la Codependencia como una lucha entre alguien que detenta el poder y que a la sazón denominó  “Más qué, quien es el o la que  determina las reglas de la relación, mientras Pia llamó “Menos que” a quien  tiene que aceptar dichas reglas.

Obviamente dichas reglas favorecen los deseos , caprichos y terquedades de “Más Qué”. Viene ahora mi asociación: En la Teoría del Triángulo yo observo que “Más qué”, es la víctima (hombres o mujeres que saben que detentan el poder dentro de la relación y abusan de él), mientras que “Menos que” es la rescatadora (mujeres u hombres que con tal de no ser abandonados por su “Más que”, son capaces de seguir complaciéndolos).

co

Vista así la Codependencia se transforma, o más bien se devela con una crudeza y sordidez que sobrecogen. Pia ha tenido la capacidad de la visionaria y la valentía del alpinista y nos muestra con contundencia que la Codependencia no es otra cosa que la historia del Abuso del Poder de un integrante de la pareja (“Más que” o víctima) y del sometimiento y resentimiento de la otra parte (“Menos que” o rescatadora), quien un buen día se vengará de esa cadena de abusos.

Ahora bien, el resentimiento que va almacenando la mujer rescatadora, produce un movimiento a lo largo del tiempo que ha captado mi atención en los últimos años: me refiero a la transformación de rescatadora-complaciente en rescatadora-agresiva. 

Tanta humillación produce con el tiempo ira. La ira es peligrosa por supuesto, pero la ira  acompañada de humillación o de escenas humillantes es letal. 

Esas escenas que persiguen el sentido de dignidad pisoteada de la mujer rescatadora, son la explicación del porqué cada vez que la víctima vuelve a lastimar o a prometer, rescatadora regresa al pasado con un dolor y una furia indecibles , provocando que su pareja se victimice aún más y más.

No debemos olvidar que rescatadora ha pasado gran parte de su vida rescatando: a su padre, a su madre, a sus hermanas y hermanos a sus novios y amigas, hasta que… un buen día, le colma el plato ….su marido.

Un buen día se despierta con un sentimiento de humillación y con una rabia del tipo tsunami.

No puede comprender el porqué de mujer complaciente pasó ahora a mujer iracunda. Ahora ya  le grita, ya lo amenaza sin parar.

co

Ahora le reclama con furia y pareciera que ha olvidado que su hombre al que ahora araña se puede convertir en un simio que la puede matar con un golpe certero. Pareciera entonces que rescatadora-agresiva va a volverse dueña de la situación ante la mirada asombrada y azorada de su “Más que o víctima”, quien ahora utilizara la furia-humillada de su mujer….para darle la estocada final.

EN TERAPIA

Ahora bien, cuando la pareja llega a tratamiento, sucede que llegan obviamente no en la etapa en la que la víctima abusa abiertamente y la mujer es abnegada y complaciente. No de verdad. Llegan cuando la mujer rescatadora ya no es complaciente, sino una mujer agresiva, llena de resentimientos y rencor hacia su víctima.

Cuando él intenta justificarse frente al terapeuta, argumentando que en el presente ha cambiado, ella lo descalifica traspasandolo con los ojos cual dos dagas llenas de veneno, deseando que caiga allí fulminado al instante.

En este sentido, rescatadora se niega a rescatar más a la víctima. Ahora las peras subieron y se pusieron a veinticinco para víctima quien comenzará a vivir sin sus privilegios de antaño: ni caricias, ni cama, ni cenita. 

Ahora, él ya no desayuna fuera como lo hacía antes, desayuna con ella, pero en el menú sólo hay desprecio, desdén y sarcasmo del bueno. !Vaya menú!

 Pero, ¿por qué le sigo llamando rescatadora a la mujer que ahora somete a su víctima?

ho

LA TRISTE ILUSIÓN DE RESCATADORA

Sin embargo, algo extraño pasa. Algo no checa. Observa conmigo con calma. Si necesitas respirar hazlo ahora.  Reflexiona conmigo:  ¿No se supone que si rescatadora deja de rescatar se tendría que acabar el juego? 

Si ella se niega ahora a complacerlo  como al inicio ¿Porqué ahora que ella lo rechaza y lo desprecia, él ahora no se retira y aguanta vara? ¿Por qué no deja de prometerle que ahora sí vendrá el tan anhelado cambio y por qué ella lo descalifica y se burla?

Pareciera que el poder se ha cargado del lado de rescatadora , pero recuerden que se trata de un juego de espejos y de engaños. 

La verdad es que la víctima sigue operando a un nivel más sutil, metiendo a rescatadora a un callejón sin salida. Veamos:

Víctima ahora controla de otras maneras más sutiles, más insidiosas y difíciles de detectar, sobretodo porque utilizará la cantaleta de que él o ella “ya no se exalta” y “ya no es como antes”.

El problema es que ese “antes” víctima no es capaz de repararlo

Ahora su victimización se sofisticó, dejando a su rescatadora en una paradoja insoluble:  empieza así lo que yo he llamado “La Era de la Minimización del Daño” que víctima propinó a rescatadora y de su promoción política como un “Hombre Nuevo”. 

Pero la intuición de rescatadora la hace sentir más allá de los resentimientos del pasado, que la víctima es más falso que un billete de 45 pesos.

lo

En muchas ocasiones sus cambios pueden ser reales, pero el problema nuclear radica en la ausencia del reconocimiento de la dimensión del  daño que causó a rescatadora aunque ella lo haya permitido  durante los primeros años de la relación antes de que ella despertara y detectara el abuso. 

Digamos que en muchos casos, la víctima tiene la puntada de minimizar y justificar la friolera de 7, 15 o 25 años  de abusos.

Entran así a una relación imposible o a una parodoja insoluble (que no tiene solución) Relación paradójica porque el quid del embrollo es la imposible aspiración  de la víctima por entrar en una fase de condonación de sus deudas con rescatadora y la aspiración de rescatadora para que se le haga justicia y la víctima pague dichas deudas.

La situación alcanza un dimensión inimaginable de odio por parte de rescatadora cuando en su defensa, la víctima arguye que “ella lo permitió”.

Si la víctima bajara la cabeza lleno de vergüenza ante los años de abuso y mostrara un interés genuino por permitir que rescatadora le reclame para devolverle la dignidad de su percepción acerca de la profundidad y duración del daño, entonces rescatadora podría empezar a sanar y dejar de estar iracunda todo el tiempo. 

O más bien, si soy aún más preciso en la psicología de rescatadora: al reconocer las faltas de corazón, la víctima quitaría la sensación de humillación que esta pegada en rescatadora y el enojo ya no tendría soporte. 

Es más aparecería la enorme tristeza de los años perdidos. Pero si víctima hiciera lo anterior, no sé si ya lo observaron, sería responsable de sus actos y de los efectos de sus actos y dejaría de ser víctima.

hom

LA MORALEJA PARA RESCATADORA

Sin embargo !se vale soñar! La realidad es que la respuesta a este caos proviene de rescatadora y es aquí donde si olvidaras todo lo que he escrito párrafos arriba, te sugiero que retengas lo siguiente: “Más que”, la víctima, nunca abandona el poder por su propia voluntad durante la transición de rescatadora de complaciente a agresiva. 

Rescatadora tiene   que dejar de rescatar (seguir deseando y pidiendo que no le mienta)y recuperar el poder que durante años le fue otorgando en la inconsciencia a su víctima, trabajando el sentido de humillación con su terapeuta y en su grupo de Codependientes o Alanon.

Este descubrimiento es una de las aportaciones que hago para el movimiento de Codependencia internacional.

 Es como una piedra de Roseta para trascender  este fenómenoeno casi imposible de comprender.

 Te permite ver el porqué querida rescatadora has estado enganchada con alguien que te ha destruido por tanto tiempo. pero también te muestra el camino de salida del Triángulo en particular y de la Codependencia en su conjunto.

La moraleja es contundente: puedes ser la más linda o complaciente, o puedes ser una mujer ninja, damme fatal, y descargar la furia del Armagedon sobre la víctima, pero….de nada servirá.

Acabarás con una colitis severa y llena de miomas en la matriz, amén de una depresión galopante, mientras tu chapeada víctima lo verás más sano que nunca…con una nueva rescatadora, perdón, con una nueva mujer a su lado. 

Y lo peor del caso, ahora pensarás que cometiste un gran error en no haberlo perdonado.

Por primera vez veo esto con una claridad pasmosa y te lo paso, mis lentes, para que deje de ser invisible para ti, mujer rescatadora.

ti

REQUISITO AHORA QUE YA VES

El requisito es que seas capaz, mujer rescatadora, de aceptar una  triste realidad: que has sido un tigre…de papel. 

Que todos tus regaños, que todos los gritos, que todos los insultos, golpes y el eterno llanto, no ha servido para nada ante el teflón protector de tu víctima. Que más bien,  has caído en niveles asombrosos de agresión hacia ti misma y al concepto que tienes hacia ti. 

Derrotarte, en este primer paso, no es aceptar que tienes una pareja alcohólica o adicta al sexo o la marihuana. No, Ahora es tu viaje al inframundo. Hacia el corazón de tu propio potencial de agresión. Necesitas dejar de perseguirlo y rescatarlo para recuperarte tú. Necesitas dejarlo ir.

Y todo esto en la etapa en la que tu   pareja pone “ojos de borrego a medio morir” y ese ser agresivo, infiel, sarcástico, ahora resulta que lee la biblia, va al templo, asiste a su grupo de A.A. y con su terapeuta. Es decir, se vende ahora como un dechado de virtudes y como un hombre que “ha cambiado”.

Nada más alejado de la realidad: todo está encaminado para cobrarle a rescatadora el atrevimiento de haber tratado de derrotar a la bestia. Ahora el objetivo de la víctima es claro: mandar a su mujer al hospital psiquiátrico.

lo

LA URGENCIA DE COMPRENDER

La razón del fracaso estrepitoso de rescatadora, es que no se da cuenta, que en la etapa de la agresión sistemática hacia su víctima en el fondo lo sigue rescatando de dos formas dramáticas: Por un lado cuando le da el  pretexto a través de su agresión para que víctima siga  abusando y al mismo tiempo la muestre ante ella misma y ante los demás como una mujer histérica.

Y por el otro lado, a través de  no emprender el camino de la separación ante alguien que mueve el agua, pero que al final sigue siendo el mismo o la misma de antes.

Al buscar infructuosamente que la víctima pague, rescatadora cae en su propio ciclo de desgaste doloroso al vivir una “Temporada en el Infierno” en donde se amargará y perderá su juventud y los mejores años de su vida en una venganza que nunca surte efecto.

sanson

La razón es que un amateur jamás podrá ganarle a un profesional. Es una ley de la existencia. Cuando la mujer rescatadora ataca, sus embates se le resbalan a la víctima quien jamás, jamás pierde el verdadero poder.

 Aparenta que sufre, pero todo está calculado para llevar al hospital a su mujer tarde que temprano. “Mas que” jamas deja de serlo. No lo olvides querida rescatadora.

QUÉ HACER

La única vía de solución , la única, es que rescatadora renuncie a su venganza y punto final.

Necesita soltar y permitir que Dios y la vida se encarguen de él, aunque las consecuencias de sus actos se materialicen años después. No puede ser ella la justiciera. Pretenderlo es jugar a ser Dios. Allí mero. En la decisión de soltar a su víctima para dedicarse a atenderse y hacer una vida plena, se encuentra el verdadero desafío de rescatadora.

Debe alejarse de la víctima y propiciar 2 cosas en él: que toque verdadero fondo y que de corazón decida trabajar su “herida original”.

 Sin embargo, eso nunca pasará si rescatadora no se prepara para la separación y para encontrar otro sentido de vida que no sea convencer a un pillo que la quiera y la cuide.

Estoy hablando del modelo de recuperación ideal científico. Rescatadora debe de dejar de ser como la madre abnegada codependiene, pero también debe dejar de ser el arquetipo de la madre castradora.

Necesita elegir el verdadero amor en donde no habita el abuso, pero también donde no habita el rencor. 

Necesita usar toda su indignación y coraje para despedirse de su padre biológico y llegar a comprenderlo para que lo pueda soltar y lo deje de buscar en su marido-víctima.

mu

Dura es la vida para los codependientes porque tenemos que enfrentar lo indecible, lo imposible: confiar en Dios y en nuestro propio proceso sin tener que usar el chantaje codependiente de vendernos como gente buena y moralmente intachable.

Hacia allá podemos llegar porque la esencia de todo rescatador es la ayuda. Pero hay que limpiar la casa primero y asimilar e integrar espiritualmente que el hecho de haber permitido los abusos correspondió a lo que en ese momento podíamos manejar. Por eso, es vital trabajar también el origen y dejar de buscar al padre biológico bueno.

El amor, nunca lo olvides es un fenómeno complejo y enriquecedor que nada tiene que ver con papás buenos o maridos malos. El amor no se da en el rescate querida rescatadora. El amor, el bueno, implica límites y consecuencias ante el abuso o el daño, pero jamás un ajuste de cuentas. Deja eso para la mafia.

Espero, de todo corazón,  haberte ayudado a abrir la ultima capa de negación querida rescatadora. Espero que toques fondo y que aproveches los años que te resten de vida, creando y aportándole al mundo tus admirables talentos.

EL SANADOR DE PAREJAS

Contacta a Guillermo y abandona el Triángulo de la Code. Llámalo al 55 18176337 o localizado por Messenger en Guillermo Flores Sanador. Si estás lejos toma terapia por Skype.

Marzo del 2017

Toma terapia con Guillermo Flores y deben la inercia del triángulo. Por Skype o presencial, hoy puedes trasformar tu vida.

EL TRIÁNGULO DE LA CODE

 

El Triángulo de Karpman o el también llamado Triángulo de la Codependencia, es una de las herramientas más poderosas y originales para liberarte de la esclavitud de una relación tóxica. Si no la conoces, te sorprenderá la forma tan contundente en que describe las interacciones que tienes con los demás cuando eres codependiente. Si ya lo conoces, espero ayudarte a profundizar en las aguas sutiles e insidiosas del auto-engaño. Por supuesto para salir de él.!Buena lectura!

TRIANGULO

LOS BÁSICOS

El triángulo está constituido por 3 roles o papeles que son escenificados en el escenario de la vida del codependiente. La interpretación de los movimientos del triángulo, y la repetición de las interacciones es una aportación de mis observaciones .

En mi modelo aunque son tres roles, el triángulo sólo es jugado por 2 participantes: El Rescatador y la Víctima. El tercer rol es el del Perseguidor y lo jugarán alternativamente los dos anteriores como producto de la alianza inconsciente que establecerán los jugadores. Por otro lado aunque la cultura fomenta que la mujer sea rescatadora y el hombre víctima, en la medida que va creciendo la igualdad de género, también ha crecido el número de hombres rescatadores y viceversa.

LOS QUE JUEGAN A SER VÍCTIMAS

El juego comienza cuando la Víctima se tira. Es decir, comienza cuando uno de los jugadores se queja de la vida, de Dios, de la pareja de la crisis, etc.

la victima

Sin embargo, recuerden que es un papel que aprendió. Y lo aprendió muy bien: a simular que necesita ayuda.

Es decir se muestra en apariencia “vulnerable”.

Ustedes saben amables lectores de este blog, que la vulnerabilidad es nuestra esencia como especie.

De allí la necesidad de apoyarnos y ayudarnos ante los embates de la vida. Pero la víctima en realidad no está vulnerable. Está fingiendo que sufre. Está fingiendo que no puede enfrentar solo o sola las cosas.

Navega con la bandera de “Baja Auto-estima”. Observa los roles que ellos juegan,como una actuación teatral por favor. Un ejemplo clásico para calentar motores es cuando el hombre justifica su infidelidad diciendo “Es que me habías descuidado en la cama” Podría agregar “pobre de mí” “Si no tengo sexo me muero”.

Todo lo anterior, lo hace para lograr un sólo objetivo: No tener que ser confrontado ante la responsabilidad de sus actos.

Para ello la víctima echará mano de todo un arsenal de argumentos que le servirán para justificar lo injustificable y que a la sazón es su manera de recargarse en los otros, por un lado y su costumbre de abusar de la buena voluntad de los demás a través de permanecer pasivo, mordiendo la mano que le alimenta, y viviendo en una zona de confort de la que no saldrá mientras rescatadora….. no despierte.

LOS QUE JUEGAN A SER RESCATADORES

La Víctima no puede subsistir en climas democráticos, en donde la gente sea llamada y confrontada para hacerse responsable de sus actos. Obviamente en un mundo de adultos responsables, el juego de la víctima es detectado y confrontado el engaño de quien aparenta tener una discapacidad para no ser requerido por su forma de actuar.

mujer

Pero el problema es que la Codependencia, LIGERO DETALLE produce adultos-niños, es decir personas con cuerpo de adulto y con mentalidades y conductas pueriles.

Por lo tanto en este juego de espejos y de mentiras, por cada víctima que finge estar vulnerable, aparecen nueve rescatadores que van a comprarle el boleto de que “él o ella no es capaz”.

El rescatador o rescatadora pues, jugará a la sugestión de que la víctima no puede, de tal manera que estará siempre al pendiente para rescatarlo…. de la responsabilidad de sus acciones.

Es decir la función existencial dentro del clima patológico de la Codeoendencia, radica en que el rescatador hará todo lo posible para que la víctima no crezca, no madure y de que dependa siempre de ella, no importando que le muerda la mano, a través del rescate o salvamento codependiente.

De esta manera, a través de ejercer el control negativo (teniendo el dinero, el poder del sexo o diferentes formas de chantaje) el rescatador seguirá rescatando, porque ayudar a alguien que no quiere ser ayudado ha sido su leitmotiv.

UNOS EJEMPLO PARA QUE AMARRE

Normalmente los expertos en este tema  se refieren al alcohólico o dependiente de sustancias químicas como la víctima por excelencia.

O bien la víctima puede ser el adicto al juego y a la apuesta. Obviamente ellos para continuar protegiendo su actividad o sustancia adictiva jugarán con ferocidad el papel de la víctima, mientras sus madres, parejas y hermanos, jugarán el rol de los rescatadores.

Yo he sido rescatador de mi pareja de mi madre, de mis hermanas, de mis amigos. Y luego resentido me volví una víctima letal. Ese era su Sanador hace unos años.

Nuestro rescate es codependiente porque colaboramos para que la víctima nos use, cual objetos. Nos ponemos de a pechito a través de permanecer en relaciones que no nos convienen, y al renunciar a poner límites, ni mucho menos sostenerlos.

En el fondo, nuestra herida de abandono se activa y preferimos la humillación a la ansiedad de separación.

Así la vida de los  rescatadores es una vida de sacrificio infructuoso y equivocado. Fincamos nuestra valía en el dar, pero no sabemos que hacer con el recibir. En cambio la víctima, cual embudo recibe todo, no lo valora, y nos da sólo migajas. !Algo es algo! es el consuelo del rescatador.

Otro ejemplo contundente es cuando alguien ya no te ama. Quien ya no te ama, pero continua contigo obviamente es la víctima, que te hace el favor a un alto precio.

El rescatador es la mujer que permanece en esa relación haciendo méritos para que la lleguen a amar. La mujer le hará el súper, el amor cuando ella ni siquiera tenga ganas, mientras él se evadirá de la relación y mentirá acerca de su ubicación y las personas con las que se relacione.

El problema es que la rescatadora ni lo confronta, ni mucho menos lo dejará, haciendo que se genere lo que a continuación describiré.

sara

EL JUEGO DE ESPEJOS Y DE AUTO-ENGAÑO

También se le podría llamar el Triángulo de la Esquizofrenia pues sus integrantes ven cosas que no hay, y ven personas que no existen, amén de nombrar conceptos que significan lo contrario.

Por ejemplo el rescatador le llama “ayuda” al daño que le produce a la víctima al no permitirle que crezca ni que se atienda, mucho menos se haga responsable de sus actos.

Parece que más bien odia a la víctima que en muchos casos es su hijo o su pareja. ¿Por qué la perjudica queriendo ayudarla? ¿Lo hace adrede? Y la víctima realmente no quiere crecer? ¿Realmente es tan incapaz como se vende?

LA PIEZA  MAESTRA DE LA ECUACIÓN: EL PERSEGUIDOR

Este es la pieza clave del triángulo. Lo que vas a leer a continuación es mi aportación como investigador de este fenómeno. Si lo puedes observar como yo lo veo ahora, créeme querida rescatadora, por fin podrás abandonar este rol infernal.

La víctima efectivamente te ha dañado en el pasado. Es decir, te ha mentido. El elemento de la mentira entra en las historias frecuentes de infidelidad, pero también funciona en la mentira de tu hijo adolescente que te pide dinero para libros y lo utiliza para comprar marihuana. O en la mentira del que dice que está en una dirección pero está en otra.

El común denominador que desquicia al rescatador es la dolorosa sensación de sentirse burlada. Es decir, el hecho de que  la confianza depositada en la víctima, se la haya pasado por “el arco del triunfo”.

Allí, justo en ese espacio existencial de la burla y del ridículo, se explica la furia inconmensurable e incomprensible para quienes rodean al rescatador. Los amigos la invitan al perdón, pero es algo inconcebible para ella en esta etapa.

Es así, de este modo que el primero que juega a ser perseguidor es la ofendida rescatadora que quiere sangre ante la conducta de engaño de la víctima.

resca

Ahora bien, el fenómeno aún no termina y aún nos falta que se inviertan los papeles y que se trasfiguren los roles: falta que el rescatador “ahora se va a quejar con el terapeuta, con las amigas y no se dará cuenta:  !Que ahora ella o él se han convertido en víctimas!

¿Y la víctima? Ahora ante la posible ruptura del rescatador, le hará promesas de cambio y tratará de que la relación continue, jugando ahora al rol que parecía inimaginable para la víctima: que se convierta en rescatador. !Qué cansado es todo esto!

EL PROBLEMA NO ES QUE MIENTAS, EL PROBLEMA ES QUE TE CREO

Aún falta el regreso al estado original del orden dentro del caos como he llamado al triángulo de Karpman.

La víctima vuelve a prometer y el problema para el rescatador es que le vuelve a pasar lo que el cantautor guatemalteco Alejandro Arjona sostiene: “El problema no es que mientas, el problem es que te creo”.

Es terrible pero el rescatador regresa a su rol, pero con una salvedad: ya no podrá abandonar su rol de perseguidor al mismo tiempo que rescata. En otras palabras, estará iracundo todo el tiempo que entre en contacto con la víctima. Lo triste es que en esa etapa, la víctima que propinó daños por muchos años, ahora es quien tiene los argumentos para mostrarle al mundo “la neurosis de su mujer”.

Sin embargo un buen día sucede lo impensable: la rescatadora decide dejar a la víctima y en ese momento, el poder se invierte porque la víctima ahora sí quiere respetarla: Es demasiado tarde. El rescatador ahora tiene el poder y está resentida hasta la médula de los huesos: todas sus células odian a la víctima.

Este es el momento cumbre del caos.

reversa

Ahora aparece la Edad del Terror para la víctima, pues la rescatadora aunque se quede en la relación, le hará la vida de cuadritos con sus desplantes iracundos del pasado.

Es una necesidad de rescatador hacer justicia. Sin embargo, el triángulo en esta etapa se vuelve sumamente  violento porque aunque la víctima mejore, ya no hay manera que el rescatador pueda deshacerse de ese sentido de humillación y de burla que constituye el combustible que alimenta su rabia. Inclusive aunque se separen, la rescatadora no puede apagar su fuego interior alimentado del sentido de la humillación del alma.

Es como el engrudo ese resentimiento. Ni las terapias lo quitan. Hace falta un milagro de la Providencia.

Ahora los roles en esta etapa se agudizarán. Es decir, la víctima se victimizará aún más porque ahora sí tiene material real ante el desprecio elevado que rescatadora muestra en sus intentos de estar bien.

No lo perciben pero se dirigen hacia el establecimiento de un sistema de agresión mutua, porque ahora en cada interacción el rescate y la victimización van acompañados inevitablemente de la persecución y del desprecio de ambos. Ahora sí, lo peor de cada uno aflorará y los terapeutas viviremos la situación imposible de tratar de llevarlos a la auto-evaluación y la auto-crítica.

Me duele profundamente verlos recorrer puntualmente los roles que la ciencia ha descrito puntualmente. Me desgarra porque sus preciosas vidas a través del insumo más preciado que es el tiempo, es desperdiciado a raudales en peleas por tener la razón y por convencer al terapeuta de que es el otro el maldito.

EL MODELO SANO A SEGUIR AL MENOS EN EL IDEAL

REPARACION

Escribo para liberarte. Para que te rebeles ante un sistema opresivo. Lo que acabo de describir, es la materia prima en el mero núcleo del corazón codependiente. Es la explicaciónn científica paso a paso del porqué amándonos nos odiamos. Pero la ciencia no tiene por que ser fría ni mucho menos carente de valores.

No. Estoy molesto, indignado. Finas personas que he conocido. Inteligentes, sensibles y cultas recorren el triángulo cada día. No es justo. Necesitamos parar, pero es vital que sepas qué es lo normal y lo sano para que al menos luches por llegar hasta allí.

Lo normal es que las parejas nos lastimemos y lo normal es que aprendamos a detectar el daño y a repararlo inmediatamente de tal manera que el tejido de una relación se mantenga sano.

Es como nuestra alimentación. Buscamos el equilibrio si nos hemos excedido con pizza y cerveza. Como nadie se quiere sentir mal, es normal que la siguiente semana de excesos, nos dediquemos a comer ensaladas y fibra para detener la gastritis tan dolorosa.

REPARACIO

En las relaciones de pareja sería lo mismo. Al menos en las sanas. Haber roto con el puente amoroso, nos lleva naturalmente a repararlo, a buscar una vez más la estabilidad a través de la reparación, porque intuimos que en el caos del resentimiento y la agresión, la productividad y la creatividad se eclipsan.

Observa a un grupo de estudiantes que florecen en tercer grado gracias a una maestra sana que los ama pero que los impulsa y les pone límites, Y como ese mismo grupo se descompone cuando en cuarto llega una maestra bipolar. Lo sano es que los papas nos agrupemos para protestar por la conducta agresiva de la nueva maestra y se le de una oportunidad más quizá teniendo que ir a terapia. Pero debemos ser más firmes en nuestro límites si la maestra continua con sus explosiones con nuestro hijos.

Las mejores parejas no son aquellas que no pelean, sino aquellas que al distanciarse reparan el vínculo lo más rápido posible.

Sin embargo los participantes del triángulo tendrán que reparar el vínculo desde el origen. Es decir desde el abandono paterno. Allí está el núcleo del daño.

Ya seguiré escribiendo para liberarte. Apenas comienza este tema.

Espero que te haya ayudado a identificar momentos claves en las interacciones del Triángulo de la Code. Es mi deseo que agudices tus antenas para cacharte en cualquiera de los tres roles. Alguien que ya salió no está resentido con nadie y se dedica a cuidar y fomentar sus vínculos. Esa es una promesa alcanzable. Si encuentras la salida  del triángulo, acércate al grupo con el que trabajo este tema. Hay lugar para tí.

El Sanador de Parejas

A Guillermo lo localizas en el 55 18176337.

LAS CONDUCTAS FACILITADORAS

Escribo para liberarte. El conocimiento científico de lo que Ernest Becker llamó “La Ciencia del Hombre”, tiene la función de poner al ser humano al centro (hombres y mujeres), de tal manera que las ciencias físicas y las ciencias sociales lo sirvan para liberarlo.

consclilience

La psicología en este sentido, comete un gran error si pretende conocer nuestra naturaleza en su totalidad.

Por eso el psicólogo y todos aquellos que tratamos directamente con la población doliente, necesitamos recurrir a otras disciplinas que han contribuido con otra parte del rompecabezas.

Ernest Becker puso el ejemplo: era de origen, antropólogo cultural, pero intentó en su corta vida, estudiar al hombre desde disciplinas tan diversas como la psiquiatría, el psicoanálisis, la sociología, la filosofía e inclusive  la misma teología. Todo ello, ese esfuerzo titánico, para llegar a comprender y poder ayudar realmente al otro con eficiencia.

Su obra, (9 libros deslumbrantes) estuvo encaminada hacia los jóvenes estudiantes de ciencias sociales, porque creía que allí estaba aún la esperanza de mentes que no se conformarían con las visiones superficiales que les brindaban las carreras tradicionales.

Ernest Becker es mi maestro espiritual porque es quien me emocionó para buscar nuestra esencia. Durante el movimiento del 68 Becker debido a sus ideas y a la influencia que ejercía en sus alumnos (los volvía críticos del sistema), lo corrieron. Sus alumnos indignados hicieron una cooperación para pagar su sueldo, pues no querían perder al hombre que los ayudaba a liberarlos del sistema. Ya escribiré sobre él próximamente.

BECKER

LAS CONDUCTAS FACILITADORAS

Quienes pertenecemos al campo de las adicciones y la codependencia, nos hemos encontrado con una de las observaciones más dramáticas y terribles en nuestra propia historia, y en aquellas de las personas que intentamos ayudar (antes de estudiarnos profundamente):

“Que quienes hemos tratado de ayudar a los adictos para sacarlos de su infierno, en realidad  los hemos perjudicado”. Aclaro que este daño, está fuera de nuestra conciencia y por eso comparto estos descubrimientos.

A las conductas de los que acompañamos a los adictos o víctimas y que colaboran para que no se vuelvan responsables de sus actos, se les ha denominado “Conductas Facilitadoras”.

Me adelanto a decir que estas conductas las practiqué por muchos años y créeme yo pensaba que realmente ayudaba y lo hacía por amor. No era así, y por eso deseo que te liberes de ese auto-engaño como yo lo hice.

enablers

Si eres codependiente o rescatador, es decir si eres la parte de la relación que has sacrificado muchas cosas con tal de rescatar al que está enganchado con sustancias o procesos como el sexo, la apuesta o los romances, tu trabajo nuclear para realmente liberarte consistirá en salir de tu propio auto-engaño y detectar la forma en la que facilitas la adicción de tu ser querido. Sobretodo para llegar a ayudarlo de verdad.

EJEMPLOS DE CONDUCTAS FACILITADORAS

Hermanas que pagan una y otra vez las colegiaturas de sus hermanos que a todas luces no les interesa estudiar. Parejas de alcohólicos que los atacan con adjetivos terribles pero que no intervienen para llevarlos a una clínica o bien si ya hicieron, no se separan de alguien que desea seguir bebiendo.

Madres que les siguen dando dinero a sus hijos que beben los fines de semana y que se alcoholizan o se drogan que realmente es lo mismo. Mujeres que siguen con parejas cuya infidelidad compulsiva es ostensible. Mujeres que mantienen a hombres que prometen que algún día trabajarán.

Parejas que permanecen en relaciones en donde tienen que aceptar la violencia del otro. Padres que sobre consienten a sus hijos de pequeños y al no ponerles límites ni ponerles consecuencias de sus actos, serán los candidatos a engancharse con una sustancia.

alcohol

Parejas que le controlan las tarjetas a un adicto al juego. Padres que permiten que sus hijos se alcoholicen pensando que será algo temporal. Padres que permiten que sus hijos se alimenten de comida chatarra. Padres que permiten que sus hijos vayan reprobando las materias. Padres que permiten que sus hijos consuman marihuana. Parejas que permiten que no exista una vida sexual entre ellos. Parejas que permiten que el otro les exija fotos íntimas de su cuerpo para no sentir celos.

En fin toda conducta que no confronte a la persona que comienza a abusar de la confianza que se le otorga y permita que un problema crezca por el temor a los conflictos o por la zona de confort o bien por el temor a la separación, se llama Conducta Facilitadora.

En la familia disfuncional todos tenemos estas conductas. Sin embargo, debemos ser valientes para detectarlas, aceptarlas y corregirlas, pues cual búmerang, producen el efecto contrario de lo que conscientemente deseamos para la gente que queremos.

LA APORTACIÓN DE BECKER

En esa búsqueda de la verdad que me enseñó Becker, aprendí la importancia para nuestra especie de crear proyectos heroicos que nos den motivación para dejar un legado.

Como no podemos perpetuarnos en el tiempo con este cuerpo y esta mente, al menos podemos crear una obra para ser recordados al morir. Becker detectó esta pulsión motivada por la inevitabilidad de la muerte.

Sin embargo dedicó su carrera a distinguir los sistemas heroicos tóxicos, de los creativos. Toda persona que no está deprimida tiene uno. Lo importante es que seamos capaces de reconocerlo y al mismo tiempo de detectar si nuestro sistema de heroísmo produce vida o siembra muerte. Martin Luther King y Adolf Hitler son ejemplo de uno y otro por ejemplo.

contrast

Sin embargo, una madre que mantiene en su adicción alcohólica a su hijo al permitirle que siga viviendo sin obligaciones y con todos los derechos, también tiene su sistema heroico. Eso es lo grave: que defenderá sus sistema como lo hizo Hitler con el suyo.

Una mujer por ejemplo que acepta que su marido tenga varias mujeres mientras se consuele pensando que es  ella  a la que más quiere, también tiene su proyecto heroico. Sin embargo, ambos ejemplos son destructivos y dejan un rastro de desolación y muerte.

LAS CONDUCTAS FACILITADORAS Y EL PROYECTO HEROICO CORRECTO

Es importante que sepas que el amor, el verdadero, no tiene que ver facilitar que la adicción prevalezca. Yo sé, porque lo he vivido, que detectar mis conductas facilitadoras me causa pesar y la sensación es de una vergüenza dolorosa.

Es un rato muy incómodo porque conscientemente queremos producir un cambio positivo en la conducta de nuestros semejantes, estén en una adicción o no. Sin embargo, las conductas facilitadoras pertenecen a sistemas heroicos nefastos que traerán mayor humillación, impotencia y caos a nuestras relaciones. Por eso, debemos ser valientes y enfrentar esta vergüenza sana.

Lo importante es no considerarnos, quienes hemos crecido en hogares codependientes como seres recuperados y altamente evolucionados. No. Ese es un gran error. Un proyecto heroico consiste en seguir reconociendo nuestros errores y en la forma en que los utilizamos para crecer y no cometerlos más.

faltas

En especial los terapeutas, médicos, maestros tenemos la tentación de no equivocarnos y de acertar siempre, lo cual nos hace que tengamos a veces conductas facilitadoras con nuestros hijos, parejas, padres y por supuesto con nuestros propios pacientes.

Vale la pena reconocerlo y corregir para aspirar a ser heroicos buscando la verdad y saliendo del auto-engaño.

Por otro lado, hay otros caminos y otras rutas sanas y creativas para ser heroicos para ser heroicas. Es bueno buscarlas y construirlas con la ayuda de los demás y con la evaluación de las personas implicadas. Podemos fijarnos la meta de tener hijos que no sólo les vaya bien económicamente sino que luchen por una causa justa y que tengan valores humanistas. Podemos tener la meta de recuperarnos de la Codependencia y llegar a ser terapeutas. O bien llegar a poner una institución que combata alguna plaga que asola nuestra cultura. O quizá intervenir a un hijo adicto.

Espero que sigamos dialogando sobre este tema. Yo por mi parte comienzo esta serie de artículos con esta explicación y con la profundización del triángulo de la codependencia en próximas entregas. Por cierto, ayudarte y acortar tus procesos de recuperación es uno de mis proyectos heroicos.

EL SANADOR DE PAREJAS

Contacta al Sanador 55 18176337 o bien por Facebook en Guillermo Flores Sanador

ES VITAL QUE LO/LA PERDONES

Desde hace tiempo he estudiado el enganche codependiente. Y desde hace tiempo me he sentido impotente cuando no soy capaz de romperlo, a pesar de los modelos que he encontrado en mi paso por el universo de los apegos amorosos.  La razón del fracaso, la explico en este sentido y duro artículo que tiene el objetivo de romper tu resistencia a perdonar.

¿QUÉ  ES LA CODE?FORGIVE

Hay muchas definiciones de la Codependencia. Yo ya te he dado una y ahora simplemente la voy a expandir para los fines del tema del  perdón.

La Code es un sistema educativo ponzoñoso que detiene y distorsiona el desarrollo humano del individuo.  Dicha detención produce que el individuo que la padece llegue a la edad adulta carente de las habilidades necesarias para relacionarse consigo mismo y con los demás, de maneras eficientes y compasivas.

LO QUE BUSCAMOS EN EL OTRO CUANDO SOMOS CODES

La Code pega de manera individual, pero hay reglas que gobiernan las relaciones entre quienes la padecen. Una de ellas es la regla de la búsqueda de totalidad. Consiste en que dos personas carentes se juntan para completarse a través de lo que cada quien tiene.

Por lo tanto, el hecho de ser carente, lo lleva a elegir como pareja a otro individuo que posea las destrezas de las que él o ella carecen para completarse. Así, quien es muy débil de carácter elige a otro fuerte de carácter.

CONTRARIES

Quien es frío y calculador, elige a otro tierno y emocional. Quien tiene miedo de tomar decisiones elige a alguien que no se tienta el corazón para tomarlas. ¿Sí puedes observar esta regla de búsqueda de totalidad?

De este modo, los codependientes nos vamos completando para funcionar con nuestros contrarios. Visto así, parece que la alianza de carentes no está tan mal, porque podrían funcionar en conjunto.

Sin embargo la Code produce sobre todo una distorsión en nuestra percepción del mundo. Quizá por eso Cristo quien sabía mucho del alma humana nos llamó a los codependientes “ciegos que guían a ciegos”. Esta ceguera tiene como consecuencia que elijamos a los extremos disfuncionales del conjunto de parejas disponibles.

Asi el que es temeroso, en lugar de elegir a alguien seguro, elige a alguien violento, llegándole a tener más miedo del que tenía antes de elegirlo.  Quien está traumada por la infidelidad elige a alguien que va a ser infiel toda la vida, o bien se busca a uno que efectivamente será fiel pero que no la prende sexualmente. Y por otro lado quien es infiel compulsivo elige a alguien súper controladora que lo va a perseguir y tratar de cambiar de demonio a santo.  ¿Si me van captando? Por eso la Code en acción, es decir al relacionarnos con el que amamos, se trasforma en un caos. Es como si dijéramos “se te pasó la mano. Sí quería a alguien que me protegiera, pero no alguien que me asfixiara”

LA DESIGUALDAD DE LA DUPLA CODEPENDIENTE-ADICTO

De este modo, la búsqueda de contrarios hace estragos en el corazón de nuestra condición humano a saber: la tentación de abusar del otro. Recuerdo la escena clave de la películaula de Roman Polansky “Luna Amarga”. Me refiero  la escena en donde la mujer, con tal de permanecer en la relación con él (ya previamente él la había terminado) le ofrece la posibilidad de disponer de su voluntad a su antojo.

bitter

¿En qué momento un cerebro humano puede ponerse en tal situación de indefensión y vulnerabilidad extrema? ¿Por que un ser humano puede darle a otro tanto, tanto poder? Y por el otro lado ¿Cuál es nuestra naturaleza que resulta seductor para nosotros abusar del otro cuando descubrimos su terror a separarnos de nosotros?

!Ay Sanador qué preguntas!

Estoy entrando al corazón de la parte más negra  de la codependencia humana. En este núcleo se cruzan nuestra condición mamífera que busca la generación automática de jerarquías en la repartición del poder, y los estragos de la educación ponzoñosa de la que está conformada la code, y que se caracteriza por los modelos de nuestros padres basados en la flagrante y contundente desigualdad y abuso sistemático por parte de unos de ellos sobre el otro, y  la permisividad del otro, quien nos mostró la vergüenza del sometimiento y del terror a la separación.

LA ENSEÑANZA DE LUNA AMARGA

No se puede apreciar el mensaje de esta película si no se conocen los mecanismos de la codependencia y los estragos de la adicción a otro ser humano. Sin embargo, para el ojo entrenado como el tuyo, querido lector, Luna Amarga es la advertencia hacia el caos y la destrucción en la pareja humana más grande que existe en el mundo de la creación artística.

moon

Dicha advertencia nos dice: darle tanto poder a alguien, produce no sólo los actos de humillación más grandes a los que un humano puede ser sometido, sino que dicha humillación genera que quien permite el abuso, con el tiempo y a pesar de su temor a la separación, acumulará tal grado de rencor, que cuando las condiciones cambien (por ejemplo cuando el abusador pierda su fuerza porque se incapacita), no le temblará la mano para ejercer su revancha.

LA VANIDAD DEL PODER

Alfred Adler adoptó una frase demoledora para describir lo que acabo de mencionar. La voy a adaptar a la Codependencia, porque en su época a este fenómenoeno se le llamaba “neurosis” Alfred dijo:

“La codependencia es simplemente un asunto de vanidad”

¿Lo pueden ver? Cuando el abusado despierta con ayuda de las terapias no dice “Qué bueno estar libre de esta prisión, ahora dedicaré mi vida a explotar mis capacidades” No, invierte su vida en vengarse de su cónyuge adicto a sustancias, de su infiel, de su apostador. Y esa vanidad de ahora ejercer el poder para vengarse, el abusado invierte otros 5 años como mínimo para cobrarle cada factura que le tenía acumulada.

conciencia

LA NUEVA ADICCIÓN

Escribo para que despiertes. Mi experiencia y mis observaciones tiene la finalidad de ahorrarte tiempo, que es el insumo más preciado de la existencia, de tal modo que aproveches lo que te reste de vida y para que logres, antes de partir, haber contribuido con lo mejor que hay de ti en un mundo tan necesitado de tu creatividad, tus talentos tu disciplina y tu amor por la humanidad.

Y despertar en este caso implica la decisión de perdonar. De lo contrario estás condenada a la esclavitud del alma a través de la adicción a vengarte del   otro.

Es normal y sano que saques tus emociones y aproveches las terapias para descargar contra ese abuso, pero no debes permitir que la ira se asiente porque al final  él te arrastrará a la tumba también. Es muy probable que los embates se den también en el ultra mundo. De hecho los antiguos psiquiatras llamaron a este fenómenoeno “La Folly a Deux” que a la sazón significa “La Locura de Dos”.  O más bien, en tarminos modernos “La Adicción a Destruirnos Mutuamente”.

EL PORQUE PERDONAR

El perdonar es una acción de un ser consciente que se da cuenta de que el enganche con la pareja y la consiguiente descarga de ira y desprecio, es en realidad una adicción en sí misma.

De tal manera que cuando no lo hace, experimenta síndrome de abstinencia. O sea que experimenta dolor si no descarga contra ella o contra él. Es como alguien que no puede estar sin el efecto del tabaco, so pena de sentirse morir de ansiedad.

Roses

El problema es que toda adicción lleva a la destrucción, al aislamiento y hacia la muerte del alma. Por eso necesitamos convencernos de querer perdonar y comprender el porqué nos metimos en una relación de lucha de poder y el porqué disfruto el maltratar a quien alguna vez amé.

Si no me convenzo de trabajar el perdón como una meta vital en mi recuperación, ninguna tecnología terapéutica, ni ninguna religión o cidigo ético podrá ayudarte.

Perdonar es sinónimo de salud mental. Vivir con rencor es sinónimo de un cerebro limitado, que invertirá gran parte de su energía y creatividad para poder ganar la batalla a muerte con la pareja como lo demostraron Michael Douglas y Kattlen Turner en “La Guerra de los Roles”.  Si deseas ver tu futuro si no perdonas, por favor ve y analiza los aprendizajes que trasmite el abogado de esta familia, representado entrañablemente por Danny  De Vito.

EL PODER DEL PADRE NUESTRO

La religión ha sido mal entendida y en la época del auge del psicoanálisis y el marxismo, se consideró como un sinónimo de persona débil y carente de seguridad y fuerza. La verdad es que la religión bien llevada, sin sectarismos y sin visiones radicales, es una de las grandes vías que tenemos los humanos para llegar a perdonar.

Es el caso del Padre Nuestro. En especial la parte en donde Jesús nos invita a meditar acerca de nuestra condición imperfecta en 2 sentidos contundentes y que me gustaría ayudarte a observar:

  1. La conciencia de que el daño o el roce entre humanos es inevitable: “Perdona nuestras ofensas, así como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”.
  2. La Responsabilidad de reparar dicho daño por un lado, y la conciencia de que muchos no se apegarán a los principios de comprensión y perdón.

En el primero nos hace observar que nosotros dañamos a nuestros semejantes. Es inevitable. Nuestros defectos y limitaciones, nuestras inseguridades e ignorancia natural ante la complejidad del mundo en el que vivimos nos produce, nos guste o no, que rocemos el alma de nuestros semejantes.

MASTER

Es nuestra condición humana. Sin embargo, al hablar con el padre y pedirle perdón o más bien comprensión, está implicado que estamos conscientes de que con intención o sin ella hemos propinado dolor a los que queremos.

Y en la segunda parte se completa brillantemente la responsabilidad de comprometernos con nuestro creador para entender que el otro nos daña debido a su propia problemática o debido a su bajo nivel de conciencia. Es decir el otro, en el nivel que está, es lo que es, y por lo tanto nos da lo que puede dar.

Y aunque tenemos que tomar medidas para protegernos, eso no implica que tengamos que odiarlos permanentemente, so pena de vivir un infierno interior llamado resentimiento. Es un compromiso con nuestro creador “Así como también nosotros perdonamos a quienes nos ofenden”.  

CÓMO EMPEZAR

Se comienza así, declarándolo: “No deseo más estar resentida o resentido con mi pareja”. “Voy a iniciar el Proyecto Perdón”. “En este proceso podré vivir todas mis emociones, pero mi meta es llegar a perdonarlo o perdonarla hasta que alcance la paz en mi corazón, independientemente de lo que él o ella decidan hacer”.

RECOVI

Por otro lado, en lo que respecta a quedarte o separarte de esa persona, la mejor decisión vendrá cuando aquietes tu mente y tu corazón. Yo soy testigo de mucha gente que años después se arrepiente de haberse separado, cuando descubre que su decisión la tomó bajo los influjos del resentimiento.

Como verás, a no ser que decidas seguir estancada o estancado, el proceso de perdonar es una materia que no podrás evadir más.

Te deseo que comiences cuanto antes.

EL SANADOR DE PAREJAS

Contacta a Guillermo al 55 1817 6337 y sana tus resentimientos.

LAS MAMÁS DE LOS FREE RIDERS

Existen dos formas de tratar a un niño para lograr desgraciarle la vida. Este artículo no sólo es relevante para que las parejas de los Free Riders comprendan su formación, sino sobre todo para aquellas madres jóvenes que están formando a niños que desde la secundaria, comenzarán su actividad sexual compulsiva.

mama

LOS ESTRAGOS DE LA SOBREPROTECCIÓN

La sobreprotección es, desde mi punto de vista, el acto humano más violento que unos padres pueden ejercer contra un niño o niña.

La esencia de la existencia humana radica en que las cosas que valen la pena nunca serán obtenidas sin un gran esfuerzo. Es el esfuerzo sostenido el que nos lleva a la consecución de grandes empresas como el terminar una carrera, tener un negocio exitoso, o el que nos permite crear vínculos sanos y profundos con otro ser humano. Lo que vale la pena nunca es regalado.

hen

Entones, quien educa a un niño con todas las comodidades y además todas las complacencias, no estará formando a un ser humano, sino a un monstruo. Es decir a alguien que no tolerará la menor frustración que le produzca el esfuerzo. Este pequeño querrá las cosas para ahorita y hará berrinches magnos aunque ya tenga siete o veintiocho años.

 

LA FORMACIÓN DE UN ADICTO AL SEXO

Lo primero que necesita alguien que aspire a andar con muchas mujeres es volverse violento. Es decir necesita no tener frenos en la búsqueda de sus recursos.  Además durante la adolescencia, con las corrientes imparables de testosterona que lo respaldarán, será capaz de atemorizar a los demás con los desplantes de violencia cuyo mensaje muestra que el mundo y en especial las mujeres tienen que adorarlos, como lo hizo y lo sigue haciendo su madre biológica.

bravucon

Durante la prepa, no aceptarán que su novia sana los corte. Es algo inconcebible para ellos.

En una mezcla de soberbia, vanidad y miedo al abandono no detectado, este joven consentido e idolatrado por su madre, atemorizará al nuevo novio hasta que termine alejándose, porque resulta que este nuevo novio no se ha entrenado para sacar con toda su furia la frustración y la testosterona cuando algo no le sale como le gustaría como es el caso de su rival, que aprende a pegar, a causar terror en quien se opone a sus deseos. Paradójicamente la novia por temor regresa, aunque el joven ya tiene otras parejas sexuales.

DAR TANTO PODER CONDUCE A LA DEVASTACIÓN

Si la esencia de la vida consiste en el esfuerzo y por otro lado en el compartir el conocimiento para que el joven aprenda a ser hombre de verdad, el crecer sin restricciones y sin consecuencias de sus actos, es algo que la ley debería sancionar a aquellos padres que le den tanto poder a un niño. Padres que les den más poder a los varones que as las mujeres, madres que descarguen contra sus hijas y se derritan ante la presencia de sus hijos varones, producirán  una liga de entidades  que jamás alcanzarán el grado de seres humanos.

solo

Aunque mucha parte de la sociedad enferma les festeja su estilo de vida (tener una esposa que le cuide a los hijos y a las mujeres que desee para satisfacer su lujuria) con los años, el Free Rider, es decir el abusivo, enfermará, como todos nosotros, pero para entonces habrá roto por completo con el tejido social que lo soportaba.

Antes, debido al atraso de nuestra cultura la mujer codependiente tenía que estar con él hasta el final de su vida a pesar de su infidelidad rampante. Pero hoy ya no es igual afortunadamente. Por eso una madre que forma a su hijo para que los demás se alejen resentidos y para estar solo en el ocaso de su vida, me parece a largo plazo, uno de las fenómenos más tristes de nuestra existencia.

¿Y DÓNDE ESTABA EL PADRE DEL NIÑO CONSENTIDO?

El Padre estaba en la cama de otra. Ese es el segundo factor en la formación del Free Rider. Se trata de la transmisión por generación y generación de maneras de no tener restricciones en las oportunidades eróticas que se le presentan al varón. La paradoja de casarse y llevar una doble vida, es lo que el padre modela todo el tiempo al hijo varón. Es una profecía que se va transmitiendo a través de la ausencia de su padre y el constante sufrimiento que ve en su madre, quien soporta el hecho de que el Free Rider tiene otra familia y aventuras por doquier. ¿Cómo creen que imparte en la psicología de un joven sensible descubrir que su padre tenía otra familia y que lo mantenía oculto?

infidel

¿Y QUÉ PASA CON LAS NIÑAS?

Se producen dos tipos de daños en ellas y por lo tanto dos tipos. La primera se identifica con la madre y tenderá a ser sumisa para soportar las infidelidades de su posterior marido.

Mientras las segundas aplastarán al varón a través de desconfiar del más mínimo acto de autonomía. En la polaridad (ambas son mujeres codependientes), la primera repetirá la historia, mientras la segunda comenzará un reinado matriarcal en donde los esposos y los esposos de sus hijas serán un cero a las izquierda y serán llevados a juicio, no por sus crímenes sino por aquellos de su padre biológico.

Para ello harán coaliciones entre las mujeres y se obsesionarán por hablar mal de todos los varones a quienes verán como seres inferiores que tienen que usar para el sexo, pero que no tienen más de dos neuronas en la cabeza. Es decir, los toman como mal necesario y lamentan no ser lesbianas pues si lo fueran podrían prescindir de ellos totalmente.

En estas familias de mujeres, cuando nace  un varón, vuelven a repetir la historia al privarles a los niños de la presencia de sus padres o a través de denostar y rebajar la figura masculina.

ROMPE EL CICLO

Como te das cuenta, el problema del Free Rider es de carácter complejo e intervienen muchos factores, entre ellos la pésima educación de la madre ante un niño que, bajo otras condiciones más benignas, jamás se convertiría en alguien insensible ante el sufrimiento de su pareja. Por otro lado, sin un padre presente y que le modele el cómo se es hombre, es imposible que este joven carente de energía masculina sabia, sea capaz de tener compasión por los demás y sobretodo por sí mismo.

freeEn otro lugar escribí sobre la aportación del gran médico Leonard Shlain. quien explicaba el origen de la misoginia,  es decir del odio hacia las mujeres.

Observaba, brillantemente, que durante la adolescencia el joven lleno de hormonas se volcaba hacia la posibilidad de tocar todo el tiempo el cuerpo de sus compañeras, encontrándose con la enorme frustración del rechazo de ellas, debido a la biología misma (el interés supremo por el sexo de la mujer vendrá después).

Shlain apuntaba, que sólo el amor sano de una madre, sería capaz de amortiguar dicho rechazo, de tal manera que nuestro joven no llegue a resentirse con el sexo femenino por el hecho de su poca cooperación en esta difícil y dolorosa etapa hormonal, no correspondida del hombre.

Y aquí es donde yo reflexiono sobre el “amor sano” que una madre puede proporcionarle a su hijo. Implicaría, de acuerdo al marco de lo que he venido escribiendo de los Free Riders, que la madre confrontara al esposo infiel y que estuviera dispuesta a separarse de él en caso de que no se quiera tratar, de tal manera que sus hijos no la vieran sufrir en su rol de abnegación y víctima, pero que tampoco se convirtiera en una mujer que a su vez odia a todos los varones. Finalmente en el drama del continuo codependiente, tanto la que se somete, como la que zahiere al varón, terminan uniéndose al jugar el rol ambas de víctimas de los hombres.

Pero podemos cambiar. Podemos salir del patrón destructivo. Sea la mujer abnegada que se expresa y pone límites. Sea la mujer resentida que limpia su corazón, perdona a su padre y se reconcilia con los varones (no todos son Free Riders) y

LA CONCIENCIA

Hoy sabemos de los estragos que causa la infidelidad para toda persona que se encuentre en una relación de compromiso. Republicaré esta información para recordarle y recordarme el daño que implica el engaño, que es la esencia de la infidelidad, en el corazón de quien ama y confía en el otro.

aware

Mi próximo artículo en este ciclo estará dirigido a los Free Riders. Por que también ellos pueden romper el ciclo de destrucción y salvar su vida. Recuerda querido lector, que tenemos una vida física, pero también una vida psicológica. Allí, en la vida psicológica es donde podemos despertar a la conciencia y confrontar cualquier problema humano como es el caso de la adicción al sexo, o la infidelidad compulsiva. No serás el primero ni el último si lo confrontas, pero sí puedes trasformar en un vergel lo que antes era desierto.

El primer paso es “Salir de las Sombras”, como nos enseñó hace ya varios años  Patrick Carnes, el pionero del tratamiento de la adicción sexual. Búscame para tomar terapia presencial o por skype.

EL SANADOR DE PAREJAS

Recuerda que mi nombre es Guillermo Flores y me dedico a reparar vínculos.